Las VTC llegan a Valladolid de la mano de Vamos YA

La aplicación ofrece a través de iOS y Android la posibilidad de contratar un vehículo con conductor, una forma de movilidad urbana que ya es habitual en otras ciudades.

Las VTC son un servicio que, para bien y para mal, ha copado la actualidad española en los últimos tiempos, y aunque parecía que solo era un asunto propio de las grandes ciudades, ya han desembarcado también en Valladolid.

 

Ni Cabify ni Uber están presentes aún en provincia, pero una empresa llamada Vamos YA opera en Valladolid desde hace un tiempo. La compañía ofrece la posibilidad de contratar en modo de alquiler un coche con conductor, a través de su aplicación móvil, que ya se encuentra disponible en iOS y Android.

 

Para poder reservar un coche, la persona que lo desee deberá registrarse en la ‘app’, posteriormente introducir la dirección de recogida y destino en un mapa, y en ese momento la herramienta informa del precio y tiempo de recogida al usuario.

 

La aplicación de VTC (Vehículo de Turismo con Conductor) ofrece servicios urbanos e interurbanos a un coste menor que el ofertan los taxis regulares en Valladolid.

 

Si se efectúa una comparativa directa, en servicios realizados en taxi y solicitados por teléfono, sin incluir festivos, nocturnidad ni suplementos, un viaje desde la Plaza de Castilla y León en Covaresa hasta la Estación de Campo Grande costaría 6 euros en la aplicación, por los 9 del servicio regular de taxis.

 

Como ejemplo en un trayecto interurbano, con Vamos-ya, desde la Estación de tren hasta la T-4, el usuario debería desembolsar 198 euros, mientras que en taxi, la factura subiría a 240.

 

La aplicación está operativa las 24 horas del día los todos los días de la semana, y no hay bajada de bandera. El pago se efectúa mediante la propia 'app', y el recibo se envía a la cuenta de correo que el usuario tenga asociada.

 

Hace unos meses, Roberto Merino, presidente Radio Taxi afirmaba que en Valladolid operan unos 25 VTC (Vehículo de Turismo con Conductor), aunque las licencias concedidas superan las 80. Eso otorga una proporción de 1 a 6 respecto a los coches VTC en relación con los taxis de la ciudad, cuyo número ronda los 400.