Las viviendas del Hogar Nacional-Sindicalista en Las Delicias reciben la placa Docomomo

GIRAC_daniel villalobos

Los arquitectos de Valladolid han elegido este conjunto como de especial valor, y que merece la pena conservar.

Los arquitectos de Valladolid han elegido las viviendas de la obra del Hogar Nacional-Sindicalista (construidas en 1937) del barrio de Las Delicias para que reciban la placa Docomomo que el Colegio de Arquitectos de Valladolid (COAVA) colocará este año en el Día Mundial de la Arquitectura, el 1 de octubre.

 

Docomomo son las siglas de la Fundación Internacional para la documentación, valoración, difusión y conservación del Patrimonio histórico de la arquitectura y el urbanismo del Movimiento Moderno, y sus placas acreditan internacionalmente el valor patrimonial del edificio donde son colocadas.

 

El COAVA lanzó una encuesta entre sus colegiados para que seleccionaran un inmueble de entre tres obras pertenecientes al registro Docomomo. Los arquitectos de Valladolid se decantaron por las viviendas de Jesús Carrasco Muñoz, frente al Cinema Roxy (Ramón Pérez Lozano) y al edificio de los Sindicatos de la Plaza de Madrid (Julio González Martín).

 

Las viviendas de la obra del Hogar Nacional-Sindicalista de la calle Málaga y el Paseo de San Isidro fueron diseñadas en plena Guerra Civil Española y son "el ejemplo de mayor valor histórico de lo que representaron los ideales de vivienda social del Movimiento Moderno en Valladolid", asegura el experto de Docomomo en el COAVA, coordinador del Área de Teoría de la Arquitectura de la UVA y profesor de la Escuela de Arquitectura de Valladolid, Daniel Villalobos.

 

"Un estilo que sigue ideas formales, funcionales y estéticas muy ligadas a los modernos barrios de la Viena Roja de los años 1923 a 1933, y cercano a obras como el Karl Marx-Hof del arquitecto Karl Ehn (Viena, 1927-1930), y a las barriadas alemanas como el Siedlung Siemensstadt de Berlín, (1929-1931)", explica Villalobos.

 

Estas viviendas cuentan con la máxima valoración reconocida por su Comisión Técnica Internacional Docomomo, así como por la Comisión Externa de expertos en esta corriente arquitectónica.

 

Su arquitecto, Jesús Carrasco Muñoz y Pérez Isla (Madrid, 1900), titulado en Barcelona en 1930, se comprometió con las nuevas ideas arquitectónicas de la modernidad racionalista.

 

Cercano a las ideas del Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (Gatepac), fue uno de los arquitectos que empezaron a practicar la arquitectura del Movimiento Moderno en España.