Las solicitudes de ERTE presentadas en Valladolid suman 7.491 con 36.327 trabajadores potencialmente afectados

E.P.

En Castilla y León suman 33.689 solicitudes que afectan a casi 200.000 trabajadores.

Las solicitudes de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en Castilla y León suman 33.689 (33.648 ante la Junta y 41 ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social), con 193.509 trabajadores potencialmente afectados (192.957 y 552 respectivamente), según los datos actualizados este martes por el Ejecutivo autonómico.

 

En cuanto a las oficinas territoriales de Trabajo, la de Ávila ha registrado 2.031 solicitudes que afectan a 7.418 trabajadores; la de Burgos, 5.169 para 25.611 trabajadores; la de León, 6.319 y 22.788 respectivamente; Palencia, 1.795 y 9.527; Salamanca, 4.437 y 20.652; Segovia, 2.211 y 9.974; Soria, 1.274 y 7.589; Valladolid, 7.491 y 36.327, y Zamora, 2.290 y 7.722.

 

Por su parte, la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales ha recibido 631 solicitudes de ERTE que afectan a 45.349 trabajadores. Por sectores, hostelería, con 8.515 solicitudes; comercio y mecánica, con 6.862, e industria manufacturera, con 1.964, son los más afectados por esta situación.

 

Las oficinas territoriales de Trabajo de Castilla y León son las encargadas de recibir estas solicitudes cuando los trabajadores afectados desarrollen su actividad o se encuentren adscritos a centros de trabajo ubicados en una provincia, mientras que a la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Junta le corresponde cuando tiene más de 200 trabajadores afectados, o su plantilla desarrolle su actividad o se encuentre adscrita a centros de trabajo ubicados en el territorio de dos o más provincias de la Comunidad, o dos o más comunidades autónomas, pero con el 85 por ciento de la plantilla de la empresa, como mínimo, en el ámbito territorial de Castilla y León y existan trabajadores afectados en la misma.

 

Por su parte, el Ministerio con competencias en el ámbito laboral se encarga cuando la empresa disponga de centros de trabajo en dos o más comunidades autónomas.