Las seis “líneas maestras” de Conrado Íscar al frente de la Diputación de Valladolid

Conrado Íscar antes del Pleno. J.A.G.

El nuevo presidente detalló cuáles son sus principales metas en el discurso de investidura.

Conrado Íscar ya es el nuevo presidente de la Diputación de Valladolid y ya piensa como tal. Por ello, en el discurso de investidura detalló las “seis líneas maestras” que tratará de desarrollar durante su mandato.

 

La primera de ellas tiene el empleo y la economía como protagonistas en un “momento clave” para el mundo rural. Así, Íscar anunció el “Plan Impulso” como “principal instrumento de trabajo”. “31.039 personas necesitan empleo y por ello apostaremos por el plan de atracción de inversiones. En este sentido, también dio a conocer un “programa de tutores tecnológicos” y aseguró que fomentará “el teletrabajo. Respecto al sector agroalimentario, apostó por “seguir reforzando” el apoyo de la institución “contribuyendo a mejorar con la marca Alimentos de Valladolid”.

 

El siguiente es el de las personas, en el que destacó la apuesta por los “jóvenes”. Aunque también incidió en las personas mayores, a las que quiere “mejorar la calidad de vida”. “Crearemos una unidad de convalecencia sanitaria para atenderlos”, señaló. Por otro lado, también aseguró “trabajar en un pacto provincial de lucha contra la exclusión” y “seguir avanzando por la igualdad entre hombres y mujeres.

 

El tercero trata de “la mejora de condiciones de vida. Para ello, Íscar apostará por continuar “potenciando planes provinciales, incidiendo en la depuración de aguas residuales. También destacó su intención de “mejorar el plan de transporte.

 

Otro de los puntos consiste en hacer de Valladolid “una provincia para disfrutar”. Así, el presidente anunció que el objetivo es “posicionarla como destino turístico inteligente.

 

El quinto trata de la transparencia y participación ciudadana, para lo que trabajará en un “portal de gobierno abierto” y en “avanzar en modernización administrativa”. Mientras, el sexto y último se centra en el desarrollo y oportunidades del mañana. El presidente apostó por la conectividad y nuevas tecnologías y para lo que anunció “banda ancha de nueva generación” para los municipios. “Los pueblos no pueden quedar marginados”, sentenció.