Las residencias de personas mayores, ¿sin fisioterapeutas?

Europa Press

El Colegio oficial, presidido por el vallisoletano José Luis Morencia, está en pie de guerra frente a la decisión de la Consejería de Familia que excluye a estos profesionales sanitarios. Consideran que "la Administración no vela por los intereses de los ciudadanos" al ceder ante "el deseo de la patronal de reducir costes".

El Colegio de Fisioterapeutas de Castilla y León está en pie de guerra contra la decisión de la Junta de Castilla y León de prescindir de la figura de estos profesionales sanitarios en los centros de atención a las personas mayores. Lo hizo a través del Decreto 14/2017 de 27 de julio, publicado en el BOCYL el 31 de julio. 

 

El vallisoletano José Luis Morencia es el presidente de los fisioterapeutas en la región. Y se muestra contundente: "La gerencia de Servicios Sociales no ha actuado por el interés de los ancianos sino que se ha guiado por el interés de la patronal de residencias que busca reducir costes". A partir de ahí, explica que el Decreto actual deroga otro de 2001 en el que se fijaban ratios para médicos, enfermeros y fisioterapeutas. Esta última figura ha desaparecido en 2017.

 

"Ha sido un sorpresón. El Decreto de 2001 establecía un imperativo legal, que los fisios teníamos que estar ahí, aunque con ratios ridículos. Nos resulta paradójico porque durante tres años nos hemos reunido con la gerencia y nos decía que entendían que la labor del fisio era imprescindible" relata Morencia, quien revela uno de los problemas que a su juicio traerá esta decisión: "La demanda de rehabilitación en las residencias no la puede atender el Sacyl, que ahora mismo están saturados. Por lo que si no hay fisio una ambulancia tendrá que trasladar a un señor que por ejemplo se rompa la cadera desde la residencia al servicio público para que le atiendan allí, es demencial". 

 

Desde el Colegio han solicitado una reunión con la Consejería de Familia e Igualdad aunque de momento "no hemos tenido respuesta". Y profundiza en su argumento principal: "El fin único es reducir los ratios de sanitarios porque es deseo de la patronal reducir costes. Nos da miedo que de un tiempo hacia aquí la figura del auxiliar ha ido asumiendo roles que son de profesionales sanitarios. Ellos cobran menos y se les puede apretar más". 

 

Por ello Morencia ha indicado que investigarán posibles "suplantaciones de la función del sanitario" y el Colegio se personará en los juzgados si detectan problemas o lesiones a los pacientes.

 

El presidente de los fisioterapeutas de Castilla y León, región donde ellos estiman que hay unos 670 centros de atención a personas mayores, 435 de ellos privadas, interpela sobre el sentido del Decreto que se supone que "lo hacen para respetar la autonomía del anciano". "¿Quienes hacen el Decreto han pisado alguna vez alguna residencia? Quieren un modelo de casas de retiro estilo Inglaterra, donde las personas mayores que acuden son totalmente autónomos, pero en España estamos hablando de personas muy dependientes" concluye Morencia, quien muestra su malestar de forma clara: "La gerencia ha querido satisfacer a un grupo de gente que se lleva por delante al personal sanitario, lo que implicará que la atención se vea deteriorada".