Las residencias de la Diputación de Valladolid suman dos nuevos fallecidos

Residencia Cardenal Marcelo. J. POSTIGO

Veinte personas han fallecido a causa del COVID-19 en las residencias Cardenal Marcelo y Doctor Villacián

Dos internos de los centros asistenciales de la Diputación de Valladolid han fallecido en las últimas 24 horas debido a la enfermedad de COVID-19, con lo que la cifra aumenta hasta los 20, según ha explicado el diputado de Servicios Sociales e Igualdad de Oportunidades, David Esteban.

 

Esteban ha señalado que en el caso de la residencia Cardenal Marcelo se han registrado hasta el momento ocho fallecimientos por coronavirus, mientras que cuatro de sus internos han sido derivados al Hospital Universitario Río Hortega. Asimismo, este centro presenta cinco residentes en estado grave, ocho en estado moderado y 14 en estado leve, en tanto que el resto son asintomáticos o han dado negativo.

 

Por lo que se refiere a Doctor Villacián, el número de fallecidos alcanza los doce, con tres residentes han sido derivados al Río Hortega, uno en estado grave, diez en estado moderado y 16 en estado leve.

 

David Esteban ha comparecido este lunes en una rueda de prensa telemática posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de la Diputación donde se ha analizado la situación en estos centros. El diputado ha explicado que el balance de bajas y nuevas contrataciones en las residencias de la institución arroja un saldo positivo de seis efectivos más respecto a la información ofrecida en el Pleno extraordinario del pasado viernes, el cual se eleva hasta ocho respecto al inicio de la crisis.

 

A juicio de Esteban, ambos centran cuentan con personal "suficiente" para abordar esta situación y con los equipos de protección individual (EPI) necesarios para que estos profesionales realicen su trabajo en condiciones de seguridad.

 

ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR

 

El responsable de los Servicios Sociales de la Diputación ha indicado que en la tarde de este lunes se reunirá de nuevo el comité técnico para valorar la posibilidad de que familiares puedan acompañar en sus últimos instantes a los enfermos terminales residentes en estos centros y evitar así que mueran en soledad.

 

Esteban, que ha confirmado que tanto el director como la subdirectora de estos centros continúan de baja, ha vuelto a reclamar la disponibilidad de test tanto para los más de 140 residentes asintomáticos, que en caso de resultar negativos permitiría establecer una nueva estructura en los centros, como a los trabajadores, a los que ya se han realizado 136 pruebas, 66 de ellas el pasado sábado.

 

Por su parte, el portavoz del Grupo Provincial Popular, Agapito Herández, ha negado en esta misma rueda de prensa que hasta la fecha se haya recibido por parte de la Fiscalía notificación o escrito alguno sobre la situación de estas dos residencias.

 

 

Noticias relacionadas