Las reformas y el estilo de sus dueños

Las reformas significan renovación, cambios, desechar lo viejo por lo nuevo, lo que no sirve por lo funcional, lo desagradable a la vista por admiración...

Cuando una casa refleja la personalidad de su dueño, allí la morada se convierte realmente en un hogar. La única manera de impregnar dicha esencia es con una reforma. Las reformas significan renovación, cambios, desechar lo viejo por lo nuevo, lo que no sirve por lo funcional, lo desagradable a la vista por admiración, ¿acaso no es lindo entrar a una vivienda donde se respire aire fresco y la decoración sea sinónimo de armonía?

 

Sin embargo, antes de modificar es importante tener en cuenta los siguientes aspectos que mejorarán en gran medida el resultado final.

 

Reformas personalizadas

 

La decoración y estructura del lugar de residencia influye en la personalidad más de lo que se cree. Si ésta no refleja parte de quién vive, es fácil que se sienta sofocado e intranquilo, muchas personas no saben esto y prefieren simplemente comprar otra casa, con lo difícil y caro que puede resultar. Y eso sin mencionar que en aquella nueva vivienda la historia se repetirá sin remedio, hasta no haber conseguido un cierto grado de identidad con la misma.

 

Por fortuna, hay personas dedicadas a esta materia capaces de asesorar, diseñar y restaurar un inmueble de manera personalizada, siempre respetando el estilo de sus dueños, como la empresa de reformas en Valladolid, una compañía que tiene como misión transformar espacios donde el propietario se sienta más que identificado.

 

Factores a tener en cuenta antes de reformar

 

Cuando se transforma por entero un domicilio, es normal estar inseguros, por ello es recomendable empezar con reformas parciales, como la remodelación de una habitación, del baño o alguna estancia principal. Hay que recordar que no es una tarea sencilla, se deben tener en cuenta factores como los cerramientos, los materiales, las cubiertas y se requieren expertos en la carpintería, fontanería, albañilería, etcétera.

 

Reformar para vender

 

Hay quienes no buscan remodelar su casa para habitar en ella, sino para venderla o alquilarla, aquí el resultado final debe ser aún más glamuroso para atraer a posibles compradores y recuperar la inversión. En cualquier caso, es importante trabajar de la mano de profesionales que tengan en cuenta la estructura que se verá afectada, las dimensiones de la reforma, y todas las instalaciones por realizar.

 

Cómo reformar un piso con éxito

 

Es un cuestionamiento peliagudo, ya que entran en juego varios elementos; por ejemplo, si se quiere añadir un cerramiento hay que consultar con los estatutos del edificio, para cambiar los materiales de construcción hay que ir a una oficina de eficiencia energética. Todos estos factores requieren permisos o ejecuciones siguiendo ciertos reglamentos que complican el trabajo, sin embargo, esta ardua labor tiene altísimas recompensas.

 

Una excelente empresa de reformas se caracteriza por buscar tres cosas:

 

  • Culminar en el plazo acordado. La responsabilidad es parte fundamental para cualquier acuerdo, una obligación con el cliente que debe ser cumplida a toda costa.
  • Evitar que el presupuesto aumente. No sólo es una cuestión de ética sino de lógica empresarial. Cuando una compañía hincha el presupuesto, gana unos euros de más, pero pierde prestigio.
  • Obedecer las leyes. Cuando una obra de reforma infringe algún estatuto, el trabajo puede ser paralizado en cualquier momento.

 

La importancia de reformar una vivienda

 

No es extraño que el sector inmobiliario en Valladolid, y en general en toda la comunidad castellanoleonesa, vuelva a estar en auge. En España más del 3% de las viviendas están a la venta, esto eleva notablemente la competitividad que existe entre los propietarios para vender su casa. Por tal motivo, es necesario situar la residencia en una posición privilegiada, a fin de que destaque por encima de las demás, y así aumentar las posibilidades de venta.

 

Razones que responden a la importancia de reformar una vivienda hay muchas, independientemente si el motivo final es la venta, el alquiler o el gusto propio; las siguientes son las más destacadas:

 

  • Los potenciales clientes se interesan por pisos en buen estado.
  • Una reforma le indica al interesado que no tendrá gastos añadidos tras la compra.
  • Una buena reforma posibilita que la casa se revalorice para una futura venta.
  • Si se busca respirar en un nuevo ambiente, lo ideal sería cambiar el aspecto de una morada en su totalidad.
  • Un hogar renovado eleva la autoestima de quienes allí viven.
  • Permite ser auténticos, al reflejar parte de la personalidad en el diseño.