Las rachas de fuertes vientos obligan a los bomberos a algunas intervenciones

El cartelón derribado por el viento en la calle Doctrinos.

En la calle Faisán han tenido que intervenir porque una antena de televisión amenazaba con caer.

El invierno está de vuelta. Tras unos días en los que las temperaturas se suavizaron, el temporal ha entrado con fuerza en la península. La Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha declarado ha declarado alerta por fuertes vientos en todas las provincias de Castilla y León y por nieve en provincias de Burgos, León, Palencia, Soria y Zamora en cotas por encima de los mil metros.

 

En el caso de Valladolid, el viento no se ha hecho esperar y ha derribado un cartel en la calle Doctrinos, que informa que la calle de Sal Ildefonso permanece cerrada. Asimismo, los Bomberos de Valladolid han tenido que intervenir en la calle Faisán, pues una antena de televisión amenazaba con caer a la vía pública, como muestra la imagen.