Cyl dots mini

Las piscinas municipales siguen abiertas pero limitando su aforo

Piscina Municipal de Parquesol. TRIBUNA

El cierre de centros deportivos por la Junta no afecta a este espacio que se limitará a dejar en un 33% su aforo según ha confirmado Alberto Bustos.

El concejal de Participación Ciudadana y Deportes del Ayuntamiento de Valladolid, Alberto Bustos, confirmó este jueves a Ical que las nuevas restricciones impuestas por la Junta de Castilla y León que entran en vigor esta madrugada para frenar el avance de la pandemia no conllevarán el cierre de las piscinas municipales. 

 

Tras conocer el anuncio el pasado martes del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, del “cierre de instalaciones y centros deportivos para la realización de actividad física que no sea al aire libre, salvo para la práctica de la actividad deportiva oficial”, desde el Ayuntamiento de Valladolid se solicitaron a la Dirección General de Deportes concreciones de la normativa, que recibieron respuesta en la tarde de ayer miércoles. En ellas, según detalló Bustos, se deja fuera de la aplicación de esas medidas de cierre a las piscinas, que sí reducirán su aforo del 50 por ciento actual al 33 por ciento, y se ciñen a “polideportivos y gimnasios”.

 

Bustos confirmó que “las piscinas municipales seguirán abiertas a partir de este viernes”, ya que la nueva normativa contempla su apertura “tanto para uso deportivo como para uso recreativo”. Desde la Fundación Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Valladolid están trabajando ahora para adaptar la actividad que tienen programada en las más de cien instalaciones deportivas, centros cívicos y locales vecinales que coordinan. 

 

Así, el concejal señala que hay tres grandes bloques de actividad: las actividades propias de la Fundación (como cursos para niños y mayores), los abonados de las piscinas o socios de clubes de tiempo libre, y las personas de a pie que se acercan a las instalaciones un día esporaádico para darse un baño. 

 

El Ayuntamiento de Valladolid pretende mantener todas las actividades propias, así como la actividad de los federados también, y ceñirá las restricciones de aforo a los bañistas individuales que de forma esporádica quieran darse un baño. Así, en cuanto se rebase el límite del 33 por ciento nadie podrá acceder al recinto. 

 

Queremos mantener los cursos porque hay muchas personas mayores que acuden a ellos por cuestiones de salud. El aforo de esos cursos en principio se mantendrá como hasta ahora en todos los casos, pero en cuanto entren en vigor las nuevas restricciones vamos a ir observando el funcionamiento de cada una de las instalaciones, haciendo un análisis de afluencia porque en algunas actividades puede haber una caída de la asistencia y quizá haya que hacer ajustes”, detalla.

 

La actividad más recreativa o puntual sería la que podría sufrir algún tipo de restricción. En verano ya funcionó así con los aforos y en general no hubo demasiado problema, por lo cual pensamos que podremos mantener casi toda la actividad. Donde puede que hagamos algún ajuste son en los grupos federados pero lo iremos viendo con ellos en función de cómo evolucionen los próximos días”, advierte.

 

Respecto a la prohibición de realizar actividades deportivas en polideportivos, gimnasios o recintos cerrados que no sean piscinas, Bustos avanza que propondrán a los usuarios que no participen en la competición la opción de poder hacer esa misma actividad en grupos más pequeños y al aire libre. En principio las medidas se aplicarán durante quince días, y hay muchísima gente que necesita esos espacios de ejercicio físico también por salud. Por ello les plantearemos la posibilidad de hacerlo al aire libre en grupos reducidos al menos durante quince días, y quien no quiera y pida la devolución del importe abonado no tendrá problema en conseguirlo”, completa.

Noticias relacionadas