Las Panteras caen en un mal partido en Tucans

Las vallisoletanas, que el sábado habían ganado en Rubí, no se han encontrado cómodas y han acabado cediendo con claridad (6-1).

Después de arrancar la temporada este sábado con un espectacular triunfo en el feudo del vigente campeón liguero, el Rubí, el CPLV femenino no ha podido sumar este domingo su segundo triunfo en el doble compromiso que tenía este fin de semana en Barcelona. Las Panteras se han topado con Tucans en un mal partido, en el que no han logrado nunca igualar el juego de su rival, cediendo con claridad por 6-1.

 

Las vallisoletanas querían traerse dos triunfos de la Ciudad Condal. Aunque la empresa no era fácil porque si el sábado tocaba Rubí, este domingo llegaba Tucans, un conjunto que ya la temporada pasada logró llevarse los tres puntos en este enfrentamiento.

 

El partido se ha jugado al ritmo que han marcado las catalanas, siempre por delante en el electrónico y sin dar opciones a un CPLV al que no le ha salido nada, ni en su juego ni en sus lanzamientos. Nada más comenzar el encuentro ha llegado el 1-0, obra de Carla Bascón a los 45 segundos de juego, un mazazo del que ya no se han recuperado las Panteras.

 

La propia Bascón ha hecho el segundo a los 6 minutos de juego y Vanesa Abrisqueta el tercero a los 9, algo que ha obligado a Ángel Ruiz a pedir un tiempo muerto. Tras una serie de expulsiones, Lucía Ruiz ha acortado distancias a 7 minutos del descanso, pero solo ha sido un espejismo, ya que al intermedio se ha llegado con ese 3-1. Tras el descanso, nada ha cambiado. Gemma Ortiz ha logrado el 4-1 en una inferioridad pucelana; y en la recta final han llegado los dos últimos tantos, obra de Bascón y de Abrisqueta de nuevo.

 

Las Panteras regresan de su periplo por tierras barcelonesas con un triunfo ante Rubí (2-3 el sábado) y la derrota en Tucans (6-1).

 

Además, el filial masculino ha logrado su primer triunfo en la Liga Oro, la segunda división del hockey línea nacional. Lo ha hecho en la pista de Tucans, donde han olvidado el mal encuentro del sábado en Rubí para sumar los tres puntos por 1-4. A pesar de estar mermados por las bajas, los jóvenes del CPLV han respondido con creces. Andrés Esgueva ha abierto la lata a los 14 minutos de juego, un 0-1 con el que se ha llegado al descanso. En la reanudación, el cuadro barcelonés ha empatado, por medio de Víctor Paredes; pero pronto los vallisoletanos se han vuelto a adelantar en el marcador, gracias a un tanto de Carlos Cabrera. Él mismo y Pablo Martín han dejado el encuentro visto para sentencia en un intervalo de 20 segundos, permitiendo una recta final de partido muy tranquila.

Noticias relacionadas