Las organizaciones LGTBI+ plantean el 20 de octubre como fecha para la concentración en recuerdo de Eli

Manifestación del orgullo LGTBi+ en 2017.

Varios colectivos quieren recordar a Javier, cuya muerte se ha producido como consecuencia de la agresión sufrida frente al centro comercial Vallsur, y reivindicar justicia.

Diversas asociaciones en defensa de los derechos de los colectivos LGTBI+ han planteado el 20 de octubre de 2018, sábado, como fecha para celebrar una concentración en homenaje a Eli, Javier, víctima de una brutal agresión sufrida el 12 de agosto frente al Vallsur que, más de un mes después, ha acabado con su vida.

 

Colectivos como la Fundación Triángulo y ATC Rainbow, entre otros tanto a nivel local como nacional, han acordado con la familia poder celebrar un acto que además sirva como reivindicación. "Basta ya de impunidad y de mirar para otro lado" reflejaba en sus redes sociales ATC, mientras que Triángulo indicaba que "reclamamos de las autoridades policiales y judiciales que se esclarezcan las circunstancias de este hecho cuanto antes".

 

Mucha gente se acercó durante la tarde del domingo al tanatorio para mostrar su cariño a la familia de la víctima, una persona muy querida y conocida en Valladolid. Las redes sociales también se han llenado de mensajes de condolencia, y la propia Fundación Triángulo invitó a "celebrar la vida de Ely, porque vivió como quiso y como pudo, con la libertad por bandera".

 

Por el momento no ha trascendido nada sobre la investigación policial, las causas, ni sobre el contenido de la grabación de las cámaras del Vallsur que registraron los hechos, y que han sido visualizadas únicamente por profesionales sanitarios y fuerzas de seguridad.

 

El único detenido a consecuencia de los hechos que han provocado la muerte de Eli es, hasta ahora, un menor de 15 años que se entregó el mismo domingo de la agresión en la comisaría, acompañado de su madre. Permanece en Zambrana, y no se conoce ningún detalle sobre su identidad. 

 

Sobre las consecuencias penales, el detenido puede enfrentarse a un delito por homicidio o, si así lo estima la defensa que estudia el caso, podría ser acusado de asesinato (si se demostrase premeditación en los hechos). El caso está bajo secreto de sumario, y continúan las investigaciones.

Noticias relacionadas