Las ONG, preocupadas por la cronificación de las emergencias derivadas de la crisis

Cruz Roja, Cáritas, Banco de Alimentos y Asociación Española contra el Cáncer en Valladolid participan en una tertulia online de Tribuna sobre su respuesta a la crisis sanitaria, social y económica derivada del coronavirus.

 

 

Paro, falta de ingresos, imposibilidad de cubrir los gastos y necesidades básicas como la alimentación, y una fuerte carga psicólogica. Estas son algunas de las tantas situaciones a las que se enfrentan muchas personas a causa de la crisis social y económica derivada de la pandemia del coronavirus. Son tiempos muy duros en los que la solidaridad ha aflorado para apoyar a las personas más vulnerables, una ayuda que se presta por particulares o bien a través de distintas organizaciones, como es el caso de Cruz Roja, Cáritas Diocesana, Banco de Alimentos o la Asociación Española contra el Cáncer en Valladolid.

 

Estas ONG han participado en una tertulia de Tribuna en la que han agradecido la solidaridad de la sociedad vallisoletana, pero han manifestado su preocupación por la posible cronificación de las emergencias generadas en esta crisis a causa, principalmente, de la pérdida de empleo o los ERTE. El aumento del asociacionismo, el apoyo de las instituciones, la labor de sus voluntarios y, sobre todo, una atención integral son algunas de las pautas que marcan para seguir ayudando a las familias en esta crisis que se prevé duradera.



La presidente de Cruz Roja en Valladolid, Rosa Urbón, ha incidido en que la organización que representa ha realizado la "mayor operación" de su historia para esta crisis, lo que les ha permitido llegar a 11.000 personas en Valladolid a través de distintas acciones como el reparto de alimentos, atención telefónica o  el plan de Empleo, entre otros. Todo ello con la ayuda de unos 600 voluntarios, que marcan la acción de la entidad. 



En este "momento de incertidumbre", Urbón ha fijado como una cuestion "clave" saber qué situaciones de emergencia atendidas durante esta crisis "se van a cronificar" y demanda la colaboración de las administraciones para poder ayudar de forma integral a quienes lo necesiten.  Por otro lado, ha lamentado que los niños hayan sido los "grandes olvidados" de la situación, una preocupación que comparte con el presidente del Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, quien ha precisado que sus beneficiarios han aumentado en un 40% a causa de la crisis.

 

En especial, Mediavilla ha ensalzado la solidaridad de la ciudadanía que, como ha asegurado, se está volcando en ayudar. "Jamás he visto tanta gente solidaria", ha apostillado también el presidente del Banco de Alimentos, para precisar que han recibido hasta 1.200 transferencias de distintas cantidades que han permitido cubrir todas las solicitudes de ayuda que han llegado hasta el momento. Igualmente, ha abogado por la proliferación del asociacionismo en la provincia, lo que, a su juicio, permitiría "llegar a más gente".


En el encuentro también ha participado el delegado de Cáritas, Luis Miguel Rojo, quien ha puesto el foco en la necesidad de tomar conciencia sobre la "fragilidad" de la sociedad y ha reivindicado no solo dar "respuestas urgentes", sino "crear red" ya que las intervenciones no pueden ser solo puntuales. "Es necesario que nos revinculemos", ha subrayado también, para recalcar que la vía no es una "sociedad fragmentada".



El representante de Cáritas ha compartido también esa preocupación por los distintos colectivos sociales que se han visto afectados por la crisis, haciendo hincapié en que las personas mayores han quedado "ocultas" y poniendo el foco en la atención a dos grupos: las personas que ya estaban en riesgo en situación de exclusión y las que "vivían bien" y ahora se ven "abocadas a esa exclusión". 
 

"Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas", con esta frase de Mario Benedetti ha reflejado su  visión sobre esta crisis el presidente de la AECC en Valladolid, Artemio Domínguez, quien ha recordado que pese a la emergencia sanitaria del coronavirus, el cáncer sigue siendo un "problema" y que cuando pase la crisis los enfermos tendrán mayores dificultades.



Desde la AECC, como ha matizado, se han puesto en marcha líneas telefónicas para prestar apoyo psicológico a personas afectadas por esta enfermedad, pero también para aquellos que han tenido que superar un duelo en soledad durante estos meses que marcarán una división: "Será un antes y un después del COVID-19".

 

 

 

 

 



 

 

Imagen de la tertulia online de Tribuna con Cruz Roja, Cáritas, Banco de Alimentos y AECC.

Noticias relacionadas