Las obras en la A-66 León-Benavente dejarán sin acceso directo a varias localidades

Tramo de la autovía Zamora-Benavente.

Fomento inicia la rehabilitación de la A-66 entre Benavente y León con un presupuesto de 6,81 millones de euros.

El Ministerio de Fomento ha iniciado las actuaciones en la calzada izquierda para la reconstrucción estructural del firme de la A-66 entre León y Benavente. Las obras, con un coste total de 6,81 millones de euros, se extenderán desde las inmediaciones de León hasta el límite provincial con Zamora. La autovía está en muy mal estado, tanto que Fomento anunció en marzo que limitaría la velocidad a 100 km/h en varios tramos por firme deficiente, pese a lo cual el ministerio defendía que estaba en aceptables condiciones de seguridad.

 

La actuación contempla una rehabilitación del firme mediante la solución de fresado y reposición de la totalidad de las capas de mezcla bituminosa existentes en la calzada en el carril derecho. Para dotar al conjunto de la calzada de una continuidad y homogeneidad que regularice la superficie de rodadura, se proyecta la extensión en toda la calzada, incluidos los arcenes, de una mezcla bituminosa de tres centímetros de espesor.

 

Una vez concluida la actuación sobre el firme, se procederá a reponer la pintura de las bandas de separación entre carriles, bordes laterales y marcas transversales.

 

Para la ejecución de las obras se va a actuar por tramos en los que la calzada a reconstruir se cortará al tráfico. Al comienzo y al final de cada tramo en obra se instalarán desvíos debidamente señalizados hacia la calzada derecha, por la que los vehículos transitarán con doble sentido de circulación.

 

En algunas fases de las obras no se podrá acceder a determinadas localidades desde los enlaces de la A-66, por lo que para estas circunstancias se contará con itinerarios alternativos a través del corredor paralelo de la N-630, todo ello debidamente señalizado.