Las notas, como las de Cifuentes