Las mujeres y niñas del Congo reciben 3.500 euros de los Farmacéuticos de Valladolid para mejorar su salud

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid ha entregado este martes un cheque dotado con 3.500 euros correspondiente al fondo de la Obra Social 2018 a la ONG Entreculturas para el desarrollo del proyecto humanitario 'Salud e higiene femenina para niñas y jóvenes refugiadas en Masisi, en la República Democrática del Congo' durante el primer semestre del año.

La aportación solidaria de todos los farmacéuticos de Valladolid se destinará a la realización de talleres de formación específicos para niñas, adolescentes y sus familias, sobre asuntos tan fundamentales en la zona como son la prevención de enfermedades y los cuidados básicos de las mujeres.

 

También se distribuirán kits higiénicos con contenidos elementales como jabones, medicamentos o soluciones para la menstruación, etc.

 

En el acto de entrega del cheque solidario han participado Carlos Treceño, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid, y Noelia Peña, delegada de Entreculturas en Valladolid.

 

Masisi es una de las zonas con mayor inestabilidad de la República Democrática del Congo. Este territorio arrastra una situación de conflicto desde hace más de 20 años, lo que ha provocado un desplazamiento masivo de familias que huyen para poner a salvo sus vidas en campos de refugiados oficiales y no oficiales.

 

Sin embargo, las niñas y las jóvenes siguen encontrándose en una situación de extrema vulnerabilidad, ya que suelen ser víctimas de abusos y violencia de todo tipo, y carecen de información sobre cómo cuidar la salud e higiene de sus cuerpos, precisamente en una etapa llena de cambios, explica la ONG.

 

En ese duro contexto, el proyecto financiado por la Obra Social del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid servirá para trabajar con 595 personas en total: 340 niñas y adolescentes que sabrán cómo cuidarse mejor de ahora en adelante, madres y padres de 85 familias que asistirán a talleres sobre la salud de sus hijas, y también 170 chicos que se sumarán a las jóvenes en talleres formativos sobre temas sanitarios (prevención del VIH, primeros auxilios, higiene en las escuelas, etc).

 

Carlos Treceño ha recordado durante el acto que la institución que preside destina 3.500 euros cada año para participar en la ejecución de proyectos solidarios que sirvan para mejorar las condiciones de vida y salud de la población a la que van destinados.

 

En este caso concreto, se congratula de que el importe de la Obra Social de 2018 se dedique a un colectivo tan vulnerable, "que no sólo sufre la precariedad propia de la vida en un campo de refugiados, sino que por el simple hecho de nacer mujer se enfrenta además a dificultades sanitarias añadidas".

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: