Las historias del desaparecido Café España de Valladolid, en una muestra en el Zorrilla

Hasta el 16 de marzo se podrá visitar, en el Zorrilla, la muestra 'Café España (1991-2009), siete mil días de aventura y dos mil noche de gloria', una exposición de 'tesoros vivos de Valladolid' captados en el establecimiento durante este periodo.

Esta exhibición, comisariada por Mario Benso y Santiago Parra, gerente y programador del café, respectivamente, desde su nacimiento en 1997 y hasta el cambio de titularidad en 2009, es una recopilación de noches "muy celebradas" con "grandes artistas", de los que sólo se tenían referencias por la televisión o por sus obras.

 

 Así, tras casi 20 años, Benso y Parra han recopilado fotos, carteles y programas, un "montón de recuerdos" de dos décadas "prodigiosas", según ha señalado la diputada de Cooperación, Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Laura Fernández, durante la presentación de la muestra.

 

Benso ha señalado que la idea de organizar la exposición surgió "hace unos años" aunque consideró mejor esperar "un poco" por lo que, cinco años después de la finalización de la gestión del local por parte de ambos, se abre una exposición "muy interesante" para aquellas personas que vivieron esas noches "tan estupendas".

  


Por su parte, Parra ha indicado que la "infinidad" de objetos expuestos vinculados a "lo que aquello fue" se realizaron de forma artesanal, al tiempo que ha apuntado que estos proyectos, "que nacieron desde el entusiasmo", surgieron "porque les gustaba y no por el negocio".

 

Asimismo, ha asegurado que ha destacado el papel de las actuaciones musicales en los locales, "aportaciones" a la vida cultural de Valladolid, por lo que ha reivindicado este "trabajo de base" como complemento del ciclo programado por la ciudad.

 

 

ACTUACIONES EN LOS LOCALES

 

Sobre la posibilidad de retomar los conciertos en los establecimientos, Parra ha asegurado que es "importante" que exista un oferta "amplia", tanto de gran formato como de pequeño, por lo que la administración "debe trabajar" para que sea posible un diseño de promoción cultural, "como se hace con el vino".

 

"En otros países la oferta pública incluye actuaciones en establecimientos con un aforo de 40 personas. El problema es que aquí la norma no refleja la realidad de estos espacios", ha puntualizado.

 

Por su parte, Benso ha considerado "importante" que existan estos espacios, los locales pequeños, porque la música "tiene que empezar en algún sitio" y si desaparece "solo quedaría" Operación Triunfo. "Hay un público que, para determinada música, solicita una determinada acústica, por ello se necesitan estos lugares", ha concluido.

 

NACIMIENTO DEL CAFÉ

 

El 27 de febrero de 1991 comenzó el proyecto del Café España de la mano de Benso y Parra con la actuación del trompetista nigeriano Joseph Syankope, seguida de la inauguración de la programación semanal por parte de Malih Yaqub.

 

En el año 1997 el local acometió unas obras de rehabilitación estructural y en 1999 volvió a su actividad con nuevas ofertas, como el abono de flamenco, el ciclo de grupos locales de jazz y la celebración del décimo aniversario.

 

Finalmente, en 2009 la venta del local por parte de los propietarios supuso punto y final a una de las salas "mas importantes" de Valladolid, con cerca de 2.000 actuaciones en su haber.