Cyl dots mini

Las gasolineras más baratas para repostar en Valladolid en el inicio de las vacaciones

Los carburantes empiezan las vacaciones en precios de 2010: llenar el depósito no nos saldrá muy caro estas vacaciones. Muchas gasolineras de Salamanca tienen el gasóleo muy por debajo del euro y la sin plomo 95 en esa barrera del euro/litro.

Muchos vallisoletanos han comenzando este fin de semana sus vacaciones de verano con la llegada del mes de julio. Y este año no vienen acompañadas de la habitual subida de los precios de los carburantes. De hecho, gasolina y gasóleo llegan a este comienzo de julio en los niveles más bajos desde 2010 y siguiendo con su tendencia bajista de todo el año. Así que este 2017 llenar el depósito para irnos de vacaciones nos va a costar un poco menos.

 

Con todo, es posible repostar muy por debajo de esos precios medios porque siempre hay estaciones de servicio que destacan por ser las más baratas. Los precios actualizados se pueden consultar en el geoportal de hidrocarburos del ministerio. Según los datos de este viernes, son muchas las gasolineras en Valladolid que tiene el gasoil por debajo de la media nacional. Las más baratas son las siguientes:

 

En Castrejón de Trabancos (0.944 euros), Pedrajas de San Esteban (0.945 euros), Íscar (0.947 euros), Aldeamayor de San Martín (0.947 euros) y Mojados (0.947 euros).

 

El precio del litro de gasóleo, combustible consumido por algo menos del 70% del parque automovilístico español, cayó esta semana un 0,85%, hasta los 1,041 euros. Así, este precio del litro de gasóleo se sitúa también en mínimos desde el pasado mes de noviembre y es un 7% inferior al de inicio del año, mientras que con respecto a la misma semana de 2016 es un 0,6% más bajo.

 

En concreto, el precio del litro de gasolina ha bajado esta semana un 0,8%, para situar su precio en los 1,172 euros, su nivel más bajo desde noviembre del año pasado, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). Con respecto a los precios en que arrancó el litro de gasolina este año, el abaratamiento supera ya el 4,5%, mientras que con respecto a hace un año es un 1% más barato.