Las Fuerzas Armadas se suman al dispositivo contra incendios en Castilla y León

Aprobado el plan contra incendios de 2018, que incluye que las Fuerzas Armadas participen en Galicia y Castilla y León.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el plan de actuaciones de prevención y lucha contra los incendios forestales para el año 2018, en el que se desarrollarán varias medidas entre varios Ministerios con una vocación unificadora, integral y coordinadora de la política estatal en la materia. Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha anunciado que este año las Fuerzas Armadas han firmado sendos acuerdos para luchar contra los incendios en Galicia y en Castilla y León.

 

En el plan participan los Ministerios de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad; de Justicia; Defensa; Interior; Fomento; Política Territorial y Función Pública; Transición Ecológica; Economía y Empresa y Ciencia, Innovación y Universidades. Además, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, por segundo año consecutivo participarán en el plan de actuaciones cuatro aviones no tripulados (conocidos como DRONES) que se situarán en las bases de Cáceres, Zaragoza, Albacete y León.

 

En total, el operativo suma 73 aeronaves de extinción aérea, un total de 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) y 7 Unidades Móviles de Análisis y Planificación que cuentan con estación meteorológica y equipo de comunicaciones. Asimismo, se dispondrá de 18 equipos de prevención integral contra Incendios Forestales y Brigadas de Labores Preventivas que están integradas por más de 500 trabajadores.

 

La coordinación y la planificación de todo el dispositivo se realizará desde el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF). Desde el Ministerio de Agricultura señalan también que la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, mediante su 39 Plan de Seguros Agrarios Combinados, permite cubrir el riesgo de incendio para las producciones asegurables, tanto agrícolas como ganaderas.

 

Desde el departamento que dirige Luis Planas, el plan incluye los medios aéreos, humanos y terrestres que despliega durante la campaña de verano, en apoyo de las comunidades autónomas que tienen la competencia sobre la prevención y lucha contra los incendios forestales en sus territorios.

 

Los medios aéreos se ubicarán en las 37 bases que se encuentran en la geografía peninsular y en las islas. En concreto, participarán en la extinción del fuego este verano un total de 18 aviones Canadair con capacidad de descarga de 5.500 y 6.000 litros, operados por el 43 Grupo del Ejército del Aire; 10 aviones de carga en tierra Airtractor 802, de 3.100 litros de capacidad de depósito; 6 aviones Fire Boss AT-802, con una capacidad de depósito de 3.100 litros.

 

También participan 4 aviones de comunicaciones y observación ACO, equipados con equipo de transmisión de fotografías digitales, a través de telefonía móvil GPRS, y de vídeo continuo, tanto en espectro visible como en infrarrojo. Las imágenes fijas se reciben en las Centrales de Operaciones y sirven de ayuda en la toma de decisiones, y los vídeos en las unidades móviles desplazadas sobre el terreno.

 

Igualmente, actuarán 8 helicópteros bombarderos Kamov K32A con capacidad de carga de agua de 4.500 litros, ya que su gran capacidad de carga de agua los convierte en idóneos para actuar en zonas con escasez de embalses o muy montañosas, donde los aviones anfibios tienen mayores dificultades; 19 helicópteros biturbina con capacidad de descarga de 1.200 litros, para el apoyo al trabajo de las brigadas y su transporte.

 

Otros medios son 4 helicópteros BK 117 para apoyo en actividades de defensa contra incendios y 4 vehículos aéreos no tripulados (RPAS), que operarán en las horas nocturnas para hacer vigilancia y seguimiento de los incendios.

 

En cuanto a los medios humanos que trabajarán desde tierra en las labores de extinción figuran 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) que actúan en cualquier punto del territorio y que están especializadas en el combate de grandes incendios. Para su transporte y apoyo disponen de los helicópteros de transporte y con helibalde de 1.200 litros.

 

De las 10 BRIF se desarrollan la actividad en la extinción y están especializadas en el combate de grandes incendios. De ellas, nueve son BRIF-A, que constan de 3 equipos de 1 técnico, 2 capataces y 14 brigadistas, y 1 a las BRIF-B, compuesta por un equipo de 1 técnico forestal, 1 capataz y 7 brigadistas.

 

Igualmente se contará con un dispositivo periférico con 100 profesionales que desarrollan las funciones de jefatura de las bases del Ministerio y la coordinación de estos medios con el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales.

 

Respecto a los medios terrestres, el Ministerio dispone tambiénd e 7 unidades móviles de Análisis y Planificación. Se trata de vehículos todoterreno dotados de una estación meteorológica automática, equipo de comunicaciones radio en banda aérea y terrestre y unidad de recepción de imágenes enviadas desde ACO. Su labor principal es la de servir de apoyo al Director de Extinción de la Comunidad Autónoma en los grandes incendios.

 

Por otro lado, para realizar tareas de prevención, se situará en comarcas con problemáticas de incendios forestales un total de 18 Equipos de Prevención Integral contra Incendios Forestales (EPRIF), para la realización de labores de extensión forestal. Estas actuaciones van desde la planificación, ejecución de desbroces y quemas controladas, asesoramiento técnico en extinción, labores de concienciación y conciliación de intereses en sus respectivas zonas rurales de trabajo.

 

Igualmente 500 personas participan en las Brigadas de Labores Preventivas, que ejecutan trabajos de selvicultura preventiva en montes próximos al entorno de las bases BRIF, bases donde desarrollan su trabajo en las campañas de extinción de incendios forestales.

 

El dispositivo de extinción se gestiona desde el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF), de la Dirección General de Desarrollo Rural, desde donde se gestionan y deciden las actuaciones de los medios de extinción.

 

Desde ese centro se canaliza y se pone a disposición de las administraciones competentes la información sobre la evolución del riesgo de incendios forestales y se coordina el envío de medios materiales, técnicos y personales disponibles cada momento y se elaboran las estadísticas nacionales de incendios forestales.

 

En cuanto a la coordinación técnica entre administraciones públicas, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha mantenido una reunión con el Ministerio de Defensa en el marco de la Comisión Paritaria, en la que se propone, entre otras cosas, el despliegue de los medios aéreos para la campaña 2018.

 

La coordinación técnica con las comunidades autónomas se realiza en el seno del Comité de Lucha contra Incendios Forestales, presidida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y con representación del Ministerio del Interior, del Ministerio de Defensa y de los servicios de prevención y extinción de las comunidades autónomas.

 

Entre otros asuntos, se trata el despliegue anual de los medios de extinción de la Administración General del Estado en apoyo a las Comunidades Autónomas, así como las normas generales de regulación del despliegue.