Las familias piden que se vuelva a cocinar en los colegios y rechazan la 'línea fría' en menús escolares

Una encuesta entre madres y padres demuestra quel el 90% quiere que los menús escolares se hagan en las cocinas del colegio. Concapa pide que los nuevos centros tenga cocina y se reabran las cerradas.

Las familias piden cocina 'in situ', productos de proximidad, ecológicos y de establecimientos locales en los comedores escolares de los centros educativos públicos de Castilla y León, según una encuesta realizada por la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de alumnado de Centros Públicos de enseñanza (Confapacal).

 

La Confederación lanzó esta encuesta a sus socios a finales del curso pasado con la intención de conocer la opinión de las familias sobre aspectos del comedor escolar no contemplados en cuestionarios hechos hasta el momento por la Junta, porque "quería saber, por ejemplo, si estas estaban contentas por tener un comedor de línea fría en lugar de cocina en el propio centro".

 

La encuesta fue contestada por 2.863 personas de todas las provincias de la región, de las que el 70 por ciento eran usuarias del comedor con hijos en Infantil (47 por ciento) y Primaria (72 por ciento) y de las cuales el 70 por ciento de los casos tienen comedor de línea fría, según ha indicado Confapacal en un comunicado recogido por Europa Press. La encuesta determina que el 90 por ciento de las familias quieren cocina 'in situ', el 3,8 catering y al 6,4 restante "le da lo mismo", lo que se contrapone con la Administración, que "destaca que los usuarios están casi igual de contentos con la línea fría".

 

A más del 92 por ciento le parece mal que se cocine lejos del centro y que la comida se distribuya cada varios días, como sucede en el actual modelo de línea fría, y casi el 96 por ciento cree que la comida ganaría en calidad si se elaborara a diario en el centro o cerca del mismo, apunta el estudio. Con motivo de estos resultados, la Confederación pedirá a la Junta que "reconsidere" su apuesta por la línea fría y se comprometa a que los centros de nueva construcción tengan cocina propia, así como a reabrir cocinas en desuso.

 

Por otro lado, el estudio indica que las familias quieren productos de proximidad, pues más de un 93 por ciento prima los de cercanía, por lo que Confapacal reclama la introducción de estos alimentos se valore a la hora de adjudicar la gestión del servicio desde la perspectiva de que suponen "menor contaminación por transporte, mayor control de las materias primas o fomento de la economía local". El 78 por ciento de las familias, además, quieren productos ecológicos en los menús, como señala la encuesta, mientras a un 20 "le da lo mismo" y sólo un 2,1 por ciento "no lo desea".

 

En este sentido, la Confederación ha precisado que no pide que todos los alimentos sean ecológicos a partir del próximo curso, lo que podría generar problemas de abastecimiento, sino que reclama que estos alimentos se vayan introduciendo en las escuelas de manera "paulatina" y que los futuros contratos incluyan porcentajes mínimos de productos ecológicos en los menús.

 

Asimismo, el estudio asegura que el 86 por ciento de los encuestados prefiere que se prime la proximidad de las empresas que prestan el servicio, para lo que, según Confapacal, se podrían licitar los contratos divididos en lotes de menor tamaño para facilitar el acceso a actores de menor volumen, y limitar el número de intermediarios para favorecer que los productos locales sean elegidos por las empresas.

 

También, hay otros aspectos que, a la vista de los resultados de la encuesta, preocupan a las familias, como la resolución de conflictos. Así, el 40 por ciento de los encuestados cree que las cuidadoras no tienen "suficiente" formación en resolución de conflictos, frente al 20 por ciento que opina lo contrario. En este aspecto, la encuesta indica que el 70 por ciento considera que debería haber menos comensales por cuidadora, mientras el 24,4 que la ratio es "adecuada".

 

Por ello, el colectivo pide que las empresas cuenten obligatoriamente con personal experto en resolución de conflictos y que se amplíe la formación específica del personal de comedor en esta materia, así como que se disminuya en cinco el número de comensales por cuidadora en todos los niveles educativos, pasando a ser 30 en Secundaria, 20 en Primaria y diez en Infantil.

 

Para concretar estas propuestas, Confapacal presentó hace unos meses un documento a la Consejería de Educación que incluye una justificación pormenorizada de cada una de sus peticiones y pretende ser el punto de partida para la mejora de los próximos pliegos, en cuya redacción está previsto empezar a trabajar, según la Junta de Castilla y León, a finales del curso 2019-2020.

 

"Ojalá a partir del próximo curso Castilla y León pueda presumir de tener unos comedores escolares que recuperen su valor educativo, que contribuyan a fomentar la dieta mediterránea y ayuden a sensibilizar a nuestros hijos como futuros consumidores, promoviendo hábitos de alimentación sanos y sostenibles", ha aseverado la Confederación, para reiterar que se tiene que concienciar en este aspecto para que "cada vez más familias sean conscientes de la importancia de una alimentación sana y sostenible".

Comentarios

Madre 26/09/2019 16:57 #2
Quien rellena las encuestas de valoración de los comedores?me sorprende una nota tan alta según educación ,cuando a la puerta de los colegios las protestas de los padres son masivas y los comentarios van en dirección contraria
M.C 26/09/2019 16:52 #1
Este documento caerá en saco roto como otras cosas ;aquí priman otros intereses ,prima dar la concesión a quien dé el precio más ventajoso sin tener en cuenta los intereses de los niños que son los principales consumidores , en el papel todo queda muy bonito peso nadie se preocupa de vigilar si todo funciona bien.Personal limitado tanto en tiempo como en material para realizar una buena función.Sueldos pésimos 4 euros la hora.Comida recalentada que a veces no se puede comer de lo reseca que esta y de baja calidad y escasa,poniéndose comida envasada de supermercado cuando no llega y la empresa no respondiendo a las llamadas telefónicas para resolver las anomalías y ya van muchos años así y hay mucho más..........

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: