Las 'Escape Rooms' de Valladolid, tocadas por la pandemia: "Estamos funcionando a medio gas"
Cyl dots mini

Las 'Escape Rooms' de Valladolid, tocadas por la pandemia: "Estamos funcionando a medio gas"

The Key Escape Room, en Valladolid. LARA COLÁS

La pandemia ha dejado tocado a este nuevo formato de entretenimiento, ya que al ser espacios cerrados los vallisoletanos preferían alternativas al aire libre.

El fenómeno de las ‘Escape Rooms’ en Valladolid tomó fuerza hace casi seis años. Este nuevo formato de entretenimiento consiste en resolver las diferentes pistas y enigmas para poder salir de una habitación en un tiempo estimado de 60 minutos. Los juegos de escape tienen multitud de temáticas, y la mejor virtud para poder superar el reto es usar la lógica. Concretamente, en Valladolid, hay más de una veintena de locales que apuestan por esta alternativa. Sin embargo, con la llegada del Covid, los clientes prefirieron evitar los espacios cerrados y, en consecuencia, estos establecimientos han visto una gran reducción en las reservas.

 

Estamos funcionando a medio gas”, señalan con contundencia desde Escape Room Key Valladolid. La dura realidad es que a los vallisoletanos les ha costado mucho volver a apuntarse al ocio, desde Go Room indican que la gente es más reacia a estar en interior. No obstante, todos los locales matizan que las medidas Covid las siguen a “rajatabla”: control de aforo, mascarilla en todo momento, gel hidroalcohólico y distancia de seguridad.

 

Las 'Escape Rooms' siempre se han caracterizado por tener grupos reducidos y con ambiente familiar o de amigos. Aun así, la ventilación y la limpieza “extrema” se ha vuelto fundamental en esta nueva normalidad.

 

En Time Over Escape Room Valladolid, que se caracterizan por ser unos locos del juego de escape, llevan abiertos cinco años e indican (como otros locales) que el mayor boom fue entre el 2017 y 2018. “Al principio hubo mucho jaleo, pero luego se mantuvo hasta la pandemia”, explican, conscientes de que la situación ha ido a peor.

 

Pasaron unos meses hasta que esta alternativa de ocio tomó forma en Valladolid, establecimientos como Go Room o Martes 13 coinciden en que la labor publicitaria en redes sociales fue fundamental, pero que una vez que arrancó, “poco a poco” consiguieron a su público. ¿Cuál es el destino de estos negocios? Solo el tiempo lo dirá.