Las escape room de Valladolid reabren sus puertas y exigen el uso de la mascarilla

The Key Escape Room, en Valladolid. TRIBUNA

Según explican varios establecimientos, además se realizará la pertinente limpieza entre cada grupo que haga uso de la instalación

Los adictos están a la espera. Son muchas las escape room que ya han abierto sus puertas al público con el inicio de la fase 2 en Valladolid. La novedad de estos establecimientos hace que muchas personas desconozcan su existencia y además, según indican los dueños de estos establecimientos, al no ofrecerse apenas información sobre ello los clientes desconocen si los locales están abiertos o cerrados.

 

La duda de cuándo se podían abrir  rondaba por la cabeza de muchos 'adictos', ya que estos establecimientos están catalogados como comercios. A pesar de esto en su mayoría decidieron abrir en la fase 2, aunque muchas esperarán hasta la fase 3 de este lunes o incluso hasta julio, ya que en la fase 2 solo podrían abrir un 40% del aforo y no compensaba.  

 

Sea como sea, los protocolos de desinfección se ceñirán a las exigencias del Gobierno. ‘The key escape room’, en la Calle Juan de Mambrilla, desinfectará sus salas cada vez que salga un grupo y exigirá el uso de hidrogel tanto a la entrada como en la salida. ‘Red room escape’, en la Calle de Hernando de Acuña, seguirá el mismo protocolo y exigirá el uso de las mascarillas en su interior, una medida que tendrán que adoptar todos los locales de este tipo.

 

Los dueños de las escape room de Valladolid insisten en que de momento la gente no está acudiendo a estos lugares, aunque consideran que en su mayoría se debe a la desinformación general que hay a cerca de los locales de este tipo y su reapertura. Ponen sus expectativas en julio y esperan que la situación se normalice un poco más para que la gente acuda a las escape room.

 

 Algunas escape room como ‘Martes 13’ en la Calle Macías Picavea, dejarán más tiempo para que se airee la sala entre la entrada y la salida de los grupos, concretamente dos horas, a diferencia de la hora y media que se dejaba anteriormente. En este tiempo además se limpiará el suelo con lejía y se deinfectarán todos los objetos que uticen los clientes.

 

Además, debido al uso obligatorio de las mascarillas, se han visto obligados a quitar determinadas pruebas que no iban a ser posibles con mascarilla. Veremos en las próximas semanas la reacción de la gente.