Cyl dots mini

Las consultas de psiquiatría infantil-juvenil de 'Valladolid Este' se trasladan al edificio 'Rondilla'

Con el traslado, este dispositivo asistencial ve ampliados sus espacios de atención, incluyendo la disponibilidad de una cámara de Gesell

El equipo de salud mental infanto-juvenil del Área de Salud 'Valladolid Este' traslada desde este martes, 1 de octubre, sus consultas ambulatorias desde el Hospital Clínico Universitario al edificio 'Rondilla' (antiguo Hospital Universitario 'Río Hortega').

 

Con el traslado, este dispositivo asistencial ve ampliados sus espacios de atención, incluyendo la disponibilidad de una cámara de Gesell, lo que permite la observación clínica de pacientes y facilita técnicas psicoterapéuticas y de docencia, según informaron fuentes de la Delegación Territorial de la Junta.

 

El equipo lo conforman cuatro psiquiatras, un psicólogo clínico, dos profesionales de Enfermería y una trabajadora social, que atienden ambulatoriamente los problemas de salud mental de la población de referencia menor de dieciocho años del Área de Salud 'Valladolid Este' (unas 36.000 personas).

 

Su labor se coordina con otros dispositivos asistenciales destinados a la población infanto-juvenil como son el hospital de día y la unidad de hospitalización psiquiátrica infanto-juvenil, que permanecen ubicados en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

 

Precisamente, la reciente ampliación de la unidad en dos nuevas plazas de hospitalización, pasando de ocho a diez, ha propiciado este traslado y mejora de las instalaciones ambulatorias de atención psiquiátrica infanto-juvenil ahora ubicadas en el edificio 'Rondilla'.

 

En 2018, la actividad realizada por este servicio refleja 987 nuevos pacientes, 3.423 consultas sucesivas y 1.855 estudios e intervenciones psicológicas realizadas.

 

En cuanto a las patologías atendidas, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (T.D.A.H.) es la más prevalente, llegando hasta casi el 40% de los casos; otro 20% tiene que ver con trastornos adaptativos y de ansiedad, en su diferentes formas; trastornos de conducta alimentaria y nuevas consultas suman ambos un 3%, al igual que trastornos generalizados del desarrollo (autismo y síndrome de Asperger).