Las confiterías de Valladolid se agarran a los roscones de Reyes para salvar la campaña navideña
Cyl dots mini

Las confiterías de Valladolid se agarran a los roscones de Reyes para salvar la campaña navideña

Rafael Mesonero, presidente de la Asociación de Confiteros, explica que confían en que las ventas caigan 'solo' un "10 o 15%" para este año respecto al anterior

Otro de los grandes afectados por la crisis del Covid-19 es, sin duda, la confitería. Y es que las ventas en Valladolid han caído en torno a un 60% respecto al año pasado, un año nada bueno. Pero a estas alturas de Navidades todavía queda la campaña de los famosos roscones de Reyes y la pregunta es inevitable, ¿cómo lleva el sector la venta?

 

Por desgracia, la Navidad está siendo más floja que el año pasado. Rafael Mesonero, presidente de la Asociación de Confiteros de Valladolid así lo asegura y afirma que, “al no reunirse grandes grupos de gente para las celebraciones se come menos, pero de más calidad”.

 

Mesonero incide también en que la previsión que tenemos en cuanto a la venta de roscones de Reyes es más floja que otros años, al no haber cabalgata nos perjudica bastante". "También las previsiones meteorológicas que se pronostican con mal tiempo es un factor a tener en cuenta”, asegura.

 

Ganancias este año vamos a tener pocas, queremos mantenernos”, dice el presidente de los confiteros, haciendo ver el dato de que el sector haya facturado un 60% menos este año en Valladolid en comparación a otros años. “El roscón de Reyes es el gran atractivo de la confitería en Navidad. Este año será peor, esperamos que las ventas caigan solo en torno a un 10% o 15%”, un dato que alivia la gran pérdida anual que han tenido durante este año con la pandemia.

 

Además otro hándicap que tiene la pastelería artesana es que hay varios puntos de venta de roscones en grandes supermercados. Ante esto, este año Rafael Mesonero se muestra positivo porque afirma que aunque la gente este año haya comprado menos durante la Navidad al no haber grandes celebraciones “se ha consumido más calidad, lo que hará que en Reyes se acuda más a la repostería artesana”.

 

Aunque el sector de la confitería sea uno de los más olvidados en esta crisis de Covid-19 y hayan tenido pérdidas mayúsculas, todavía tienen la pequeña esperanza de que la campaña del Roscón llegue al rescate. Y usted, ¿ya está pensando en comerse uno?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: