Las claves para entender el conflicto en Siria, en la Facultad de Derecho de Valladolid

Nura Ghazi, abogada siria y activista en favor de los derechos humanos, compartirá su visión -este vierenes 17 a partir de las 19 horas- de un conflicto que cumple su sexto aniversario.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid acoge este viernes 16 de marzo un coloquio, a partir de las 19 horas, sobre los seis años del inicio del conflicto sirio. El evento contará con la presencia de Nura Ghazi, abogada siria y activista de derechos humanos, y será presentado por Javier García Medina, director del Observatorio de Derechos Humanos de la UVA.

 

El acto tendrá lugar en el aula San Isidoro de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid. Además, Nura Ghazi también conversará con autoridades autonómicas, pues a las 10.30 horas se reunirá con el secretario de Presidencia de la Junta de Castilla y León y a las 12.30 con los Grupos Parlamentarios de las Cortes regionales.

 

Nura Ghazi es una reconocida abogada siria que reside en su país. Desde 2004 centra su trabajo en la defensa de las personas detenidas y a partir de 2011, cuando la guerra comenzó, ha defendido y entrevistado a cientos de detenidos, ha documentado casos de desaparición forzada y ha colaborado con diversas organizaciones internacionales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch o la Oficina del Alto Comisionado para los derechos Humanos de las Naciones Unidas.

 

Su marido, Bassel Khartabil, es también un activista sirio de los derechos humanos y usaba las nuevas tecnologías en defensa de la libertad de expresión y el acceso a la información.

 

Fue detenido en 2012 y desde octubre de 2015 se encuentra en paradero desconocido. Tras su detención y desaparición forzosa, Nura ha continuado trabajando por los derechos humanos, hablando públicamente en nombre de las personas detenidas en las cárceles del gobierno y apoyando de forma activa la creación de una Comisión de Familias que aúne a los familiares de personas detenidas, secuestradas o desaparecidas por cualquiera de las partes del conflicto sirio.

 

El 15 de marzo de 2011 comenzó la guerra de Siria, tras seis años de conflicto y, a pesar de que hay pruebas abrumadoras sobre los crímenes de guerra y de lesa humanidad por todas las partes del conflicto, la comunidad internacional no ha conseguido la mínima rendición de cuentas.
Esta impunidad permite que se continúen cometiendo graves violaciones del derecho humanitario, perpetuándose el ciclo de violencia.

 

Las cifras que dejan estos seis años de conflicto sirio son escalofriantes: han resultado muertas entre 400.000 y 500.000 personas, de las cuales más de la mitad eran civiles; más de 8 millones se han visto obligadas a desplazarse de forma interna, casi 5 millones se han convertido en personas refugiadas, la mayoría mujeres y niños, y unas 75.000 han desaparecido de forma forzosa.