Las claves del nuevo Real Valladolid

Matthieu Fenaert, durante la presentación, ante la presencia de Ronaldo. SERGIO SANZ

La entidad blanquivioleta presentó su filosofía de club, una apuesta sostenible, internacional y cercana a los aficionados.

El Real Valladolid ha puesto este miércoles los cimientos sobre los que consolidar los próximos 90 años de la historia del Club. Una apuesta que, bajo la visión del presidente Ronaldo, pretende hacer del Pucela un proyecto con vocación internacional pero raíces bien profundas en Valladolid, con una relación estrecha con instituciones públicas, universitarias, culturales y deportivas dentro de la provincia.

 

Una entidad sostenible, que no dependa tanto de los ingresos de la televisión y que sepa encontrar y optimizar los recursos. Y, sobre todo, una familia blanquivioleta basada en las personas, en el contacto con el aficionado, en un desarrollo que defienda valores como la igualdad, el respeto por el medio ambiente y la gestión ética.

 

El presidente Ronaldo ha sido el encargado de dar la bienvenida y presentar la oficina del Real Valladolid en Madrid, así como de iniciar la conferencia en la que "hemos planeado el futuro""El club debe pasar a ser nacional e internacional, entendemos que estar en Madrid, como capital de España, es importante"

 

Carlos Suárez, consejero delegado de la entidad blanquivioleta, puso en valor al personal que ha formado el Club durante unos años "de situaciones convulsas, aguas bravas por las que hemos sabido navegar" para llegar a una "realidad diferente", y esbozó el nuevo organigrama del Real Valladolid.

 

ÁREAS DE GESTIÓN

 

Con Ronaldo como presidente, y Carlos Suárez como consejero delegado, la organización del Pucela recae sobre cuatro grandes áreas. Desarrollo de Negocio, liderada por Matthieu Fenaert; Área Deportiva, con Miguel Ángel Gómez a la cabeza; Área Corporativa, llevada por Jorge Santiago; y Gabinete de Presidencia con David Espinar como referencia.

 

Fenaert resumió su filosofía en una frase de Miguel de Cervantes: 'No se coge una trucha con pantalones secos'. "Sin esfuerzo y dedicación no se consigue nada", inició el francés, quien cuenta con un amplio currículo en el ámbito del marketing deportivo, vinculado al Mundial de Fútbol en Brasil y Rusia, y a los Juegos Olímpicos de Río.

 

En su área se engloban cinco departamentos: comunicación, creación de contenido, marketing, oficina comercial, y hospitality y nuevos negocios. Con el objetivo de cuidar a los medios de comunicación, generar contenido relevante para los aficionados, conocer mucho mejor a los fans y adaptarse a sus demandas, entablar relaciones con empresas y desarrollar eventos propios a lo largo del año.

 

"Hoy el Club depende al 85% de los derechos de televisión, y eso como negocio es un peligro, tenemos que desarrollar nuevas formas", explicó Matthieu Fenaert como paso para ser sostenibles económicamente, al tiempo que apuntó hacia "no perder la relación fundamental con el terreno comercial local, aproximarnos a las empresas de Valladolid y Castilla y León, donde hay empresas con mucha facturación principalmente en el sector automovilístico".

 

DETECTAR TALENTO JOVEN

 

Miguel Ángel Gómez tomó el turno de palabra para desgranar lo más importante del área que dirige, y su principal foco: la información. La inversión en jóvenes valores "es el camino" y, para detectarlos, se busca potenciar la cantera y aumentar la red de ojeadores.

 

El director deportivo del Real Valladolid apreció el valor de sus colaboradores y compañeros, y destacó la idea fundamental de crear una estructura que depende de la idea, y no de una persona concreta. Por ello desgranó el papel del equipo de scouting en diferentes regiones del mundo, también en filiales de equipos españoles, así como la figura del coordinador de dirección deportiva y el área de big data.

 

"Esta es nuestra forma de hacer las cosas, apoyados por Ronaldo, quien cree en este proyecto. Perseguimos que cuando nos ofrezcan a un jugador tengamos conocimiento sobre él", informó Gómez, quien como asignatura pendiente apuntó "refinar los procesos de reclutamiento o mejorar lo que nosotros ofrecemos" ya que, ante la imposibilidad de pagar decenas de millones por un jugador, hay que adelantarse y detectar ese talento precoz.

 

Por último, otorgó muchísima importancia al análisis de la información, con los diferentes software utilizados para ello, y la voluntad del Real Valladolid de "cuidar al jugador y dar la posibilidad de jugar en el primer equipo". Para concluir, subrayó: "Los jugadores de esta provincia, comunidad y país tienen mucha calidad, no todo lo de fuera es mejorque lo que tenemos dentro".

 

REPUTACIÓN

 

Por último, David Espinar desgranó la voluntad que se va a impulsar desde el Gabinete de Presidencia, que abarca a la Fundación y a la reputación de la entidad.

 

Definió en tres ramificaciones su labor: relaciones institucionales, proyectos sociales, y transparencia y código ético. Todas ellas para convertir "este Club en uno mucho más cercano y valorado tanto por los aficionados como para quienes no despertamos demasiado interés".

 

Acercarse a las personas e invitarlas a participar es una de las misiones que se impulsarán desde este área, con el foco puesto en un desarrollo sostenible propio y en relación con el entorno. "Igualdad, respeto por el medio ambiente, y una buena gestión ética"  defendió Espinar, quien puso sobre la mesa las relaciones con instituciones públicas, culturales, universitarias y deportivas así como con los aficionados, por lo que se va a crear "un buzón específico" para que puedan enviar sus sugerencias.

 

La transparencia es otro de los puntos claves del Gabinete de Presidencia, una "pecera" dotada de contenido ya que "una cosa es ser transparente, y otra invisible". También se pretende "difundir los valores del club, ser embajadores del buen nombre de la entidad" para lo que se llevará a cabo una política de comunicación interna ya que "nuestros principales embajadores son los trabajadores".

 

Por último, pero no menos importante, Espinar dejó claro que el Real Valladolid tiene la "responsabilidad con la sociedad para devolver lo que nos aporta" así como la firmeza por "dar un paso más y poner en el foco los Objetivos de Desarrollo Sostenible", un conjunto de 17 puntos lanzados por las Naciones Unidas cuya finalidad es garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad, con medidas concretas como asegurar una educación de calidad, igualdad de género, hambre cero, reducir las desigualdades, y llevar a cabo acciones urgentes para combatir los efectos del Cambio Climático.

Noticias relacionadas