Las claves de la preparación física del Real Valladolid

Sergio Dorado, encargado de este área, destaca la gran predisposición al trabajo de los jugadores blanquivioleta.

Sergio Dorado inicia su segunda temporada como preparador físico de la primera plantilla y lo hace repleto de ilusión y ganas. El catalán destaca la “gran predisposición” al trabajo de unos jugadores que en estos días se reincorporan al trabajo tras unas largas vacaciones y hace hincapié en la gran importancia de la pretemporada para que el año sea bueno.

 

“Siempre pongo el ejemplo de que es fundamental construir unos cimientos sólidos para la casa. Eso sí, de nada vale trabajar mucho y bien en pretemporada y luego dejar de hacerlo. La clave es no bajar el nivel durante todo el año, aunque siempre hay que comprender qué necesita cada jugador en función de cada momento”, explica.

 

Recién llegados a tierras californianas tras un largo viaje, el cuerpo técnico ha planificado minuciosamente las sesiones de trabajo de una estadía que tiene que servir para que el Pucela siente las bases de otra temporada exitosa. Bases no solo ceñidas a lo futbolístico y lo físico, sino también a lo psicológico y grupal. Dorado insiste en que es esencial también saber llegar al futbolista para que el trabajo sea lo más productivo posible.

 

Bajo el indiscutible liderazgo de Sergio González, Alexis Belloso y Sergio Sánchez colaboran con Dorado en las especialidades de fuerza y de carga de trabajo. Es un mundo cada vez más especializado y metódico en el que, al margen del propio talento del futbolista, hay que dejar lo mínimo posible al azar.

Sergio Dorado, preparador físico del Pucela. R.VALLADOLID

Noticias relacionadas