Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Las cifras que se esconden detrás de las 50 plazas públicas convocadas por el Ayuntamiento de Valladolid

Gato, en primer plano, junto a Óscar Puente y Manuel Saravia

A la convocatoria ordinaria se suman hasta 60 plazas en convocatoria extraordinaria, que saldrán en 2018, destinadas a quienes ya trabajan para lo público pero en situaciones no estables, como interinidades. Sin embargo, no se cubren las jubilaciones: en los ocho últimos años se han retirado 500 trabajadores y se ha repuesto "solo una parte muy pequeñita".

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, ha anunciado este viernes 6 de octubre que el Ayuntamiento convoca una oferta de empleo público con 50 plazas, "la más grande de la última década". Sin embargo las cifras esconden una realidad, y es que la tasa de reposición y el techo de gasto impide a las entidades locales, como los ayuntamientos, tener la capacidad para cubrir las bajas que se producen. Lo que se traduce que hay menos trabajadores para hacer frente a los mismos servicios.

 

Antonio Gato, concejal de Hacienda, explica a TRIBUNA que en los últimos ocho años, desde 2008 a 2016, se han jubilado en el Ayuntamiento de Valladolid (Bomberos, Policías, Jardinería, Limpieza, Personal administrativo, etc.) 500 empleados públicos y "solo se ha repuesto una parte muy pequeñita, solo 100 plazas, y casi todos últimamente". En 2016 fueron 90 los trabajadores que dejaron sus puestos debido a la jubilación, por lo que las 50 plazas convocadas no sirven para cubrir las ausencias.

 

Sin embargo, a esta oferta pública ordinaria la acompaña otra, extraordinaria, que fue anunciada con gran interés por el Gobierno central. Como consecuencia, el Ayuntamiento de Valladolid convocará otras 60 plazas, aunque tienen 'truco' ya que solo están disponibles para personal que ya trabaja en la Administración. "La extraordinaria no aporta nuevos efectivos sino que estabilizará en el empleo a quienes tienen contratos temporales, interinidades o similares, dentro de unas características. Solo es para algunos colectivos, porque afecta a sanidad y educación, donde las entidades locales no tenemos competencias, y también para fuerzas de seguridad. La limpieza no entra, por ejemplo" analiza Gato.

 

El Ayuntamiento de Valladolid cuenta en la actualidad con unos 2.700 trabajadores públicos -que dan servicio a una ciudad de algo más de 300.000 habitantes- a los que se suman, en cuanto a que su salario también sale de las arcas municipales, la plantilla de Auvasa con en torno a 400 empleados, la entidad pública del agua con 180, y las fundaciones de deporte y cultura. 

Noticias relacionadas