Las cestas de Navidad también sufren la crisis del Coronavirus en Valladolid
Cyl dots mini

Las cestas de Navidad también sufren la crisis del Coronavirus en Valladolid

Jorge Alonso, de la tienda de comestibles con su mismo nombre en la calle Catedral. JUAN POSTIGO

Los comercios muestran su preocupación ante una atípica campaña que hace que las ventas hayan bajado respecto a otros años.

Se acerca la Navidad, una de las épocas más bonitas del año. Unas fiestas que se celebran en familia o con los seres más queridos. Unas fechas donde las empresas regalan a sus empleados las famosas cestas de Navidad, donde suele haber varios productos como surtido de ibéricos, champán, vino, aceite de oliva etc. Pero este particular año marcado por la pandemia del Covid-19 muchas empresas no harán este regalo a sus empleados o lo cambiarán por otros como cheques o tarjetas regalos. ¿Cómo ha afectado el virus a los propietarios de negocios que hacen cestas de Navidad?

 

Jorge Alonso, gerente dueño de ”Caprichos y embutidos Jorge Alonso”, tienda ubicada en la calle Catedral de Valladolid asegura que “ha sido un año complicado, las ventas han bajado respecto al año pasado” debido a la pandemia del Covid-19. Las ventas de cestas de Navidad que elabora en su negocio también se han visto afectadas, ya que de momento Alonso dice que “han sido flojas". "Esperemos que para el puente de diciembre mejore la situación”.

 

La crisis del Covid-19 ha afectado de diferentes maneras a muchas empresas y esto rebota en los comercios que se dedican a esta actividad. La venta de cestas ha bajado respecto a otros años porque las empresas no van del todo bien, y recortan todo lo que pueden”, opina Jorge Alonso.

 

Miguel Ángel Renedo, gerente de “La Chinata” en la calle Doctrinos de Valladolid dice en la misma línea que “las ventas han tenido una sensible bajada debido a la pandemia del coronavirus”. La facturación de su negocio se ha visto afectada por la cancelación de bodas y bautizos y comuniones que se han aplazado debido por el Covid-19. La campaña de Navidad la vemos con preocupación. Perdemos a los clientes indecisos que van a ojear a la tienda por las restricciones de aforo”, confiesa Renedo.

 

“Nuestro negocio de momento se mantiene más o menos en el mismo nivel que el año pasado en cuanto a las ventas de cestas de Navidad, pero aún tenemos que evaluar el impacto económico ya que las primeras semanas de diciembre tenemos pedidos”, asegura Renedo, que mantiene su positividad en este ámbito.

 

Las empresas de distribución de cestas han notado también una bajada a la hora de repartir las cestas por las diferentes empresas. Creen que es debido a la crisis del Covid-19. “Muchas empresas han tenido que parar su actividad durante el confinamiento en marzo, lo cual supone pérdidas” reconocen los distribuidores. Este año las empresas tienen que ajustarse a la crisis que vive el país y tienen que recortar para que les salgan las cuentas”.