Las carreteras de Valladolid se han cobrado ya cinco víctimas mortales en lo que va de año

La Operación Especial Semana Santa del año 2016 no registró ningún accidente mortal en las carreteras de la provincia vallisoletana

La Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad Vial, que este lunes ha presidido el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias –acompañado por la jefa provincial de Tráfico, Inmaculada Matías; el coronel jefe de la Comandancia Provincial de la Guardia Civil, Miguel Recio; y representantes de la Policía Local de Valladolid, de la Demarcación de Carreteras del Estado-, ha analizado la accidentalidad en las carreteras de la provincia y las actuaciones en materia de seguridad, y ha recibido información de las medidas adoptadas por la Dirección General de Tráfico, DGT, en el marco de la Operación Semana Santa 2017, que se desarrolla en dos fases, del viernes 7 al domingo 9 de abril, y del miércoles 12 al lunes 17 de abril, durante las cuales se prevén 330.000 desplazamientos en las carreteras de la provincia vallisoletana.

 

La Operación Especial Semana Santa del año 2016, que se desarrolló entre los días 18-20 y 23-28 de marzo, no registró ningún accidente mortal en las carreteras de la provincia.

 

En la provincia de Valladolid, entre el 1 de enero y el 6 de abril de 2017, se han registrado 5 accidentes mortales en vías interurbanas con 5 fallecidos, 2 heridos hospitalizados y 4 heridos leves. En relación a los accidentes mortales existe un aumento en comparación con el mismo período del año anterior (2 en el año 2016 y 5 en el año 2017), aumento del 150%. El número de fallecidos es el mismo (4 en el año 2016 y 5 en el año 2017). En cuanto al número de heridos hospitalizados también se mantiene igual (2 en el año 2016 y 2 en el año 2017), mientras que el número de heridos leves ha aumentado (1 en el año 2016 y 4 en el año 2017).

 

Los accidentes mortales registrados en la provincia de Valladolid representa un 19,23% de los accidentes mortales producidos en Castilla y León (5 de 26) y un 16,67 % en los fallecidos (5 de 30).

 

Accidentalidad mortal en 2016

 

En el año 2016 se registraron 11 accidentes mortales con 13 fallecidos, 2 heridos hospitalizados y 2 heridos leves.

 

Con relación a 2015, se ha registrado un descenso del 21,43% en el número de accidentes mortales, con 3 accidentes mortales menos. Las víctimas mortales por accidente de tráfico en 2016 fueron 6 menos, un 31,58% que en 2015. Los heridos hospitalizados en el 2016 fueron 3 menos, un 60% que en el año 2015 y los heridos leves fueron 4 menos, un 66,67% que en el 2015:

 

Los tipos de accidentes mortales más frecuentes son la colisión (7 accidentes, el 63,6% del total) y la salida de la vía (2 accidentes que representan el 18,2%). El conjunto de estos accidentes representa el 81,8% del total. En los 7 accidentes por colisión se han registrado 9 fallecidos, un 69,2% del total y en los 2 accidentes de salida de la vía: 2 fallecidos, un 15,4% del total.

 

Si hacemos referencia a los factores concurrentes de accidentalidad mortal la conducción distraída/somnolencia (6 accidentes) supone el 54,5% del total, seguida de no respetar prioridad (2 accidentes) con 18,2% del total.

 

En los accidentes con factor concurrente conducción distraída/somnolencia se han registrado 8 fallecidos, un 61,5% del total y en los de no respetar prioridad 2 fallecidos, un 15,4% del total.

 

El accidente con factor concurrente velocidad inadecuada se produjo en carretera convencional. Por tipo de vías, el 54,5% de los accidentes mortales eran en carreteras convencionales, lo que supone un descenso del 33,3% respecto al año anterior (de 9 a 6 accidentes).

 

En autopistas y autovías se han registrado 45,5% de los accidentes mortales, no hay variación respecto al año anterior (de 5 a 5 accidentes).

 

En carretera convencional se han registrado 6 fallecidos, el 46% de los fallecidos, lo que supone un descenso del 35,7% respecto al año anterior (de 14 a 6 fallecidos) y en autopistas y autovías 7 fallecidos que representa el 54% de los fallecidos, un incremento del 40% (de 5 a 7 fallecidos).

 

El 46% de los fallecidos en vías interurbanas se registran en carreteras convencionales. Respecto a los fallecidos en carreteras convencionales, el 66,7% de los fallecidos se debió a accidentes en los que el vehículo colisionó (4 fallecidos), mientras que el 16,7% de los fallecidos se debió a salida de la vía (1 fallecido).

 

Respecto a los fallecidos en las vías de alta capacidad, el 71,4% de los fallecidos se debió a la colisión (5 fallecidos), el 14,3% a la salida de la vía (1 fallecido) y 1 peatón atropellado.