Las camas UCI de hospitales de Valladolid siguen en riesgo "muy alto" con la tasa más alta de la Comunidad
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Las camas UCI de hospitales de Valladolid siguen en riesgo "muy alto" con la tasa más alta de la Comunidad

Unidad de Cuidados Intensivos. TRIBUNA

Según los datos de la Consejería de Sanidad esta ocupación se sitúa en el 34'62%. La Junta sigue pendiente de la Semana Santa en este sentido para evitar centros hospitalarios saturados.

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 diagnosticados en Castilla y León subió ligeramente con respecto a hace siete días, situándose en 55,74 por cada 100.000 habitantes, frente a la tasa de 52,61 registrada el pasado miércoles 17 de marzo. Además la tasa de casos COVID acumulados a 14 días tampoco consigue contenerse, ya que pasa de 107,01 a los 109,31 de este miércoles. 

 

La ocupación de camas en las UCI por casos de COVID-19 siguió su progresiva mejora al reflejar una tasa del 24,18 por ciento frente al 27,91 del pasado miércoles.

 

Por provincias, la cifra más alta de incidencia a siete días la sigue registrando Soria, con 127,13, frente a los 113,63 casos del pasado miércoles, lo que sitúa a la provincia en riesgo muy alto. Le siguen con riesgo alto Palencia, con 102,92; Burgos, 99,82; y Segovia, 96,43. Además, en riesgo medio se sitúan Salamanca, 39,48; Valladolid, 37,45; y León, 33,96. Con riesgo bajo se sitúan Ávila con 22,20 y Zamora con 21,69, según anota la tabla informativa de la situación epidemiológica elaborada por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

 

En relación a la tasa a 14 días por cada 100.000 habitantes, también son Ávila y Zamora las que cuentan con menos casos por cada 100.000 habitantes con 34,25, en el caso de la provincia abulense, y 39,28 en lo referente al territorio zamorano. En riesgo medio están las provincias de Salamanca (78,66); León (85,44) y Valladolid (88,54); y en riesgo alto: Segovia (158,33); Palencia (179.02), Burgos (179,78) y Soria (240,76).

 

En relación a la ocupación de camas de hospitalización y en las unidades de cuidados intensivos por pacientes COVID en los hospitales de Castilla y León, ambos indicadores registraron un descenso, situándose la ocupación de las UCI en un 24,18 por ciento frente al 27,91 del miércoles pasado y el de las plantas hospitalarias de la Comunidad en un 4,84 frente 5,26 por ciento de hace siete días. 

 

De nuevo cinco provincias se situaron por debajo del 25 por ciento de ocupación en las UCI sobre las camas extendidas: Ávila, que registra la menor ocupación con un 11,11 por ciento; Salamanca, 12,16; Zamora,15,79; León, 20; y Burgos 20,22 por ciento. Ya por encima del 25 por ciento, en riesgo muy alto, se sitúan las provincias de Soria (28), Segovia (32,26), Palencia, (33,33) y Valladolid (34,62). 

 

La ocupación de camas en planta por pacientes COVID sigue estando en riesgo alto en Soria, que registra una ocupación del 12,90 por ciento, mientras que le sigue Valladolid (5,72 por ciento) y Burgos (5,46 por ciento), que se ubican en la zona de riesgo medio. Todas las demás provincias se sitúan ya en el nivel amarillo que indica riesgo bajo: Palencia (4,96 por ciento), Ávila (4,43), Segovia (4 por ciento), León (3 por ciento), Salamanca (2,84) y Zamora (2,76 por ciento). 

 

La positividad global de las pruebas diagnósticas ascendió hasta al 6,10 por ciento, frente al 6,07 de hace siete días y el porcentaje de casos con trazabilidad también subió al 75,51, frente al 73,18 por ciento del pasado miércoles. 

 

Por último, el índice de reproducción del virus alcanzó el máximo recomendado por las autoridades sanitarias de 1 en la media de la Comunidad, con seis provincias que superan ampliamente dicha cifra: Ávila ( 1,34), Zamora (1,28), Segovia (1,23), Burgos y Soria (1,09) y Palencia (1,02). Por debajo del 1 se sitúan Salamanca (0,98), Valladolid (0,83) y León (0,80) continúan también por debajo del máximo recomendado por las autoridades sanitarias.