Las bajas condicionan al Ponce Valladolid

Imagen de un partido anterior

El equipo de David Barrio perdió en su visita a Avilés frente al ADBA (73-53) y suma su segunda derrota de la temporada.

FICHA TÉCNICA

 

73 - ADBA: Malanda (12), Fernandez (11), Rupnik (10), Alonso (8), Eduardo (6) – cinco inicial – de la Puente (-), Zardain (-), Mandic (12), Dominguez (-), Alvarez (-), Ortiz (14).

 

53 - PONCE VALLADOLID: Diongue (8), Huerta (2), Lovett (25), Oliveira (2), Aldecoa (-) – cinco inicial – N. Martinez (2), Manso (8), E. Martinez (6), Román (-). 

 

PARCIALES: 21-9, 18-12, 16-12, 18-20

 

ÁRBITROS: Pellitero González y Martinez Sanchez, sin eliminadas por faltas personales

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Femenina-2 disputado en el Complejo Deportivo Avilés ante unos 100 espectadores.

Se presentaba un partido complicado para las vallisoletanas, que viajaban a Avilés con la baja de April Wilson, una vez descartada su participación por los médicos el viernes, y con la duda de una Alejandra de la Fuente que sufrió un pinchazo en el último entrenamiento de la semana. Los peores augurios se confirmaron, y la pívot tiene una pequeña rotura muscular que la impidió disputar en el encuentro y que la obligará a guardar reposo los próximos días en espera de conocer el alcance exacto de la lesión.

 

Con el condicionante de saltar a la cancha sin 2 de los pilares fundamentales del equipo, las jugadoras del primer equipo de Ponce Valladolid comenzaron el partido a remolque de un ADBA muy serio y bien trabajado, que empezaba a abrir las primeras diferencias hasta llegar al final del cuarto con una renta de 12 puntos (21-9). El segundo periodo transcurrió por los mismos derroteros, ya que aunque las visitantes consiguieron frenar parcialmente el caudal anotador local, no lograban anotar con consistencia, llegando al descanso 18 puntos por detrás, un resultado se vislumbraba difícil de dar la vuelta vista la situación de ambos equipos (39-21).

 

Tras el paso por vestuarios, las jugadoras de David Barrio no querían perder la cara al partido y sí aprovechar los 20 minutos restantes para crecer como equipo en una competición muy larga en la que necesitan coger experiencia. Se corrigieron algunos problemas en el rebote, pero la mejora no fue suficiente para acercarse en el marcador, viviendo el partido en rentas siempre cercanas a los 20 puntos para las jugadoras de Pepe Vázquez.

 

El 55-33 que reflejaba el electrónico al final del tercer cuarto dejaba el partido visto para sentencia. Aún así, el amor propio de las vallisoletanas hizo que no se dejaran llevar y se ganase un último cuarto en el que participaron las 9 jugadoras disponibles en las filas de Ponce Valladolid, terminando el encuentro con un resultado de 73-53 que reflejaba a las avilesinas de ADBA como justas vencedoras de un encuentro muy condicionado por las bajas visitantes.

 

Además de los 25 puntos de una Alyesha Lovett que se intentó echar el equipo a la espalda, hay que destacar los casi 80 minutos disputados en el encuentro por jugadoras en edad Júnior del cuadro vallisoletano. Partido que debe servir como enseñanza para la joven escuadra pucelana, que debe recuperar jugadoras importantes para poder competir en los siguientes encuentros ante la dificultad que presenta el calendario en las próximas fechas.