Las asociaciones gitanas critican el "rechazo" social, el abandono del Ayuntamiento y defienden la convivencia en Las Viudas

Ramón Salazar 'Jani', Pilar del Olmo y José Antonio Martínez Bermejo recorren la zona de Las Viudas en Las Delicias. EP

Aseguran que el altercado con la policía no fue como se contó y los tiros al aire fueron una celebración, pero se habla con las familias.

El presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Castilla y León, Ramón Salazar Barrul, conocido como 'Jani', ha asegurado que los gitanos sienten un "rechazo muy fuerte" si no es "racismo", ha defendido la buena convivencia en Las Viudas-Aramburu salvo algún hecho puntual y ha criticado que el Ayuntamiento les haya "fallado" y les haya quitado la mitad de lo que tenían con el anterior equipo de Gobierno. Salazar Barrul se ha expresado así en declaraciones a los medios durante la visita que ha realizado a la zona la candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo.

 

'Jani' ha afirmado que lo más importante ahora en esta zona, que cuentan con 720 viviendas y una población de casi 3.000 personas (80 por ciento gitanos, 15 payos y el 5 por ciento restante inmigrantes), es el empleo en un barrio "tranquilo" a pesar de unos hechos "puntuales", en referencia a un altercado el día 30 con la Policía Municipal y disparos al aire como "celebración" de la Nochevieja.

 

El presidente de la Federación ha restado importancia a estos dos hechos porque en el primero de los casos cree que no se ha contado como ocurrió y se desencadenó una trifulca cuando la policía tiró al suelo a un chico y la madre se "metió", a lo que siguieron otros familiares, pero no había 200 personas. Además, ha asegurado que han roto dos costillas a la madre de uno de los implicados y a otra embarazada no la pegaron porque enseñó la barriga, lo que ha aclarado que no quiere decir que la policía no tuviera razón, pero ha criticado que no se haya dicho lo que hicieron los agentes.

 

Ramón Salazar ha afirmado que la "preocupación principal" es la convivencia y trabajan para el "buen trato" entre familias gitanas y también entre payos y gitanos porque "si no hay buena convivencia, lo demás sobra".

 

En cuanto a los hechos ocurridos en Nochevieja, ha afirmado que "el gitano celebra mucho las fiestas" y ha explicado que "estaban alegres los chicos y sacaron y tiraron unos tiros con las escopetas" y, de hecho, el abuelo, "que es una buena persona, ha quedado un poco marginado". En este sentido, ha asegurado que están realizando "propaganda muy personalizada" a todas las familias. A este respecto, ha apuntado que "está comprobado" que cuando una persona de la comunidad gitana hace un hecho "deplorable" inmediatamente lo pagan todos los miembros de la etnia, sin embargo si la población mayoritaria hace algo, lo paga el individuo. "Es muy difícil para nosotros blanquear la imagen gitana por eso", ha agregado 'Jani', quien ha asegurado que están pendientes de la buena convivencia porque si es mala "todo se viene abajo".

 

Salazar Barrul ha insistido en que el barrio "no es peligroso" porque van a hablar con las familias y atienden "muy bien", las trabajadoras sociales están "contentísimas", hay infinidad de programas, se ha reducido el absentismo y la educación, antes desconocida para la comunidad gitana, "ahora se va valorando".

 

Otra de las cuestiones que ha destacado es el tratamiento de la mujer porque ante el maltrato, que "sí que existe", la propia comunidad descubre al causante y se le sanciona con un destierro durante un tiempo, una "defensa" que considera que la mujer paya no tiene porque a la familia se suma la de toda la comunidad. "Miramos muy mal a los maltratadores", ha añadido.

 

MUCHAS "CARENCIAS"

Sin embargo, 'Jani' ha explicado que carecen de muchas cosas en un barrio está "algo deteriorado", que necesitan que lo arreglen, pero también ha reclamado empleo y ha destacado la importancia de la educación para los niños, sobre los que se asegura que se hace un seguimiento para que vayan al colegio y que no haya absentismo.

 

A su juicio se ha avanzado "muchísimo" porque los gitanos actúan desde la Constitución, en los últimos 40 años y aún así considera que no han ganado "lo que los payos" que llevan 500 años en ello, aunque sí ha destacado que ya hay mujeres gitanas en la universidad, hay abogadas e ingenieros y ya el "discurso" ha cambiado porque mucha gente comenta que su hijo no quiere acabar en el "mercadillo" y tiene que tener alguna titulación.

 

Sin embargo, ha criticado los "pocos medios", que parezca que no se de importancia al barrio y ha censurado abandono por parte del Consistorio. "El Ayuntamiento que hay ahora nos ha fallado", ha afirmado Salazar, quien cree que con el anterior equipo de Gobierno la zona tenía más reconocimiento y ahora se necesitan medios e incluso gente como las propias trabajadoras sociales o profesoras hacen un trabajo excesivo que queda en el anonimato.

 

"A la hora de la verdad nos ha quitado éste la mitad de lo que nos daban", ha asegurado 'Jani', quien cree que se necesita algún mediador, que haga seguimiento de las familias porque todo se basa en la convivencia y que no vea la sociedad que hay peligro porque en Valladolid no ha habido nunca conflictos entre payos y gitanos, aunque el que haya habido ha podido ser grave. "Ha cambiado mucho", ha apuntado.

 

Por otro lado, ha advertido de que observan "un rechazo muy fuerte" si no es "racismo" y ha señalado la dificultad de luchar contra eso. Por ello, considera que hay que sensibilizar a la población mayoritaria porque van a alquilar una casa y no la encuentran, de forma que los jóvenes se ven "impotentes" y hay matrimonios, con situaciones "estables", que ya valoran mucho las viviendas y tres o cuatro parejas tienen que estar con los padres en casas de 40 metros. "No se está bien", ha añadido, tras lo que ha reclamado "alguna discriminación positiva" y que la sociedad mayoritaria ayude y cuando pase algo que se cuente la verdad.

Noticias relacionadas