Las asociaciones contra el juego de Valladolid temen la reapertura de las salas tras el desconfinamiento

Imagen de una casa de apuestas en Valladolid. Archivo

Ángel Aranzana, presidente de la Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid -Ajupareva-, asegura que el juego online nunca va a sustituir al presencial

La Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid (Ajupareva) ha llevado a cabo durante el confinamiento terapias en grupo, actividades y consultas médicas y psicológicas vía online, con el fin de seguir ayudando a sus pacientes desde la distancia durante el Estado de Alarma. La Asociación abrirá de cara al público en la fase 2 de forma que se puedan ejecutar las terapias de forma presencial, pero con un número reducido de personas.

 

El confinamiento ha traído consigo el distanciamiento con el juego para aquellas personas con ludopatía que no saben manejar las nuevas tecnologías y sin embargo para otras las apuestas online han sido un sistema capaz de sustituir al juego presencial de forma temporal. 

 

Ha habido un repunte de personas que se han apuntado al juego online. Sobre todo, a jugar a póker, casino y demás y ahora que están empezado las ligas europeas en todos los países se volverá a las apuestas deportivas. En la fase 3 cuando está previsto abrir las casas de apuestas con el 50% de su capacidad, volverá a haber un repunte de la gente que juega presencialmente”, afirma Ángel Aranzana, como representante de Ajupareva.

 

El perfil de las personas adictas al juego que apuestan a través de internet es bastante joven. El cierre de los casinos en consecuencia de la declaración del Estado de Alarma ha supuesto un aumento importante del juego online: “Estamos viendo que está disminuyendo la edad de juego. La media de edad que tenemos es de 34 años. Todo ese juego online está en torno a esa edad. Los más jóvenes con 18 y 20 años, nos imaginamos que en cuanto abran las casas de apuestas irán a ellas, porque les gusta más reunirse en las casas de apuestas que el juego a través de Internet”.

 

Aranzana confirma que el número de personas que acude a las casas de apuestas sigue siendo mayor que el de personas que juegan a través de internet. “El juego online ahora mismo alcanza cerca de 2 millones de personas, pero seguimos creyendo que la gente prefiere ir a las casas de apuestas”, asegura el presidente de Ajupareva, convencido de que se trata de una cifra condicionada por el periodo de aislamiento al que se han enfrentado las personas con ludopatía.

 

La reapertura de los casinos y salas de juegos dará lugar también a un repunte de personas que acudan a solicitar ayuda para enfrentarse a esta adicción. Ángel Aranzana afirma que todas las personas adictas al juego que hayan estado estos meses encerrados en casa sin jugar o apostar online, debido a que no saben manejar las nuevas tecnologías, en cuanto abran los salones de juego las apuestas serán con cantidades mucho mayores: “Irán directamente a jugar grandes cantidades de dinero, por lo que el descalabro económico va a ser más grande para esas personas y para sus familias”.

 

Aranzana tiene en cuenta lo que supondrá la fase 3 para los adictos al juego, pero afirma que las recaídas ya se empezarán a notar también en la fase 2: “el repunte no solo se notará en la fase 3 cuanto vuelvan abrir los salones de juego, hay que tener en cuenta que en cuanto se abra el interior de los bares en la fase 2, empezarán a funcionar también las máquinas tragaperras”, afirma.

Noticias relacionadas