Las asociaciones ambientales de Valladolid pusieron un 'pero' a la aprobación definitiva del PGOU

S.SANZ

En opinión de varias entidades "no tiene ningún sentido una previsión de construcción de más de 45.000 viviendas", por lo que apostaban por una reducción de los nuevos suelos urbanizables

Las organizaciones no gubernamentales ambientales presentaron un voto particular en la aprobación de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid, ante lo que consideran una excesiva previsión de suelo para construcción de viviendas.

 

Así lo han señalado fuentes de estas asociaciones en un comunicado recogido por Europa Press, en el que explican que el vocal que las representaba en el Consejo de Urbanismo de Castilla y León presentó este voto particular en la reunión del pasado 20 de mayo, en la que se informó favorablemente la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid, "avalado por la Consejería correspondiente de la Junta".

 

Las entidades representadas por el vocal son Asamblea Ciclista de Valladolid, Asociación Cultural Ciudad Sostenible, Asociación Vallisoletana de Afectados por las Antenas de Telecomunicaciones, Ecologistas en Acción de Valladolid, además de otras entidades como CGT Valladolid, FACUA Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción de Castilla y León y la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid.

 

En opinión de estas entidades "no tiene ningún sentido una previsión de construcción de más de 45.000 viviendas" para Valladolid, por lo que apostaban por una reducción de los nuevos suelos urbanizables previstos en el planeamiento "más acorde con los requerimientos legales vigentes", principalmente de aquéllos situados en el espacio comprendido entre las dos rondas de circunvalación de la zona este algunos afectados por zonas inundables del Esgueva.

 

El sentido del voto particular tiene que ver con diversos extremos del Plan que no consideran adecuados, buena parte de ellos relacionados con el suelo urbanizable previsto y sus ubicaciones concretas, pues consideran que "el suelo planeado para la construcción de viviendas es uno de los pilares fundamentales de cualquier Plan General".

 

Según estas organizaciones, las previsiones recogidas en la Memoria Vinculante indican que, con las viviendas que pueden edificarse en el Suelo Urbano (8.881 viviendas) y en el Suelo Urbano No Consolidado (15.691), se podrían atender las necesidades del periodo de referencia del Plan -12 años-.

 

Por ello creen que es excesiva esa previsión que, según apuntan, llegaría hasta las 45.000 viviendas, al tiempo que les parece que "se pierde una gran oportunidad para reorientar el modelo de nuestra ciudad hacia uno más sostenible, alejándonos de la senda de la Nueva Agenda Urbana Europea y de las estrategias de la agenda urbana española".

Noticias relacionadas