Las artimañas de 'La Tigresa' de ETA al salir de la cárcel: se oculta con un paraguas, se cambia de ropa y huye en moto

Idoia López Riaño alias 'Tigresa'

La histórica integrante de la banda terrorista ETA Idoia López Riaño, alias 'La Tigresa', ha salido este martes definitivamente del centro penitenciario de Álava desplegando una serie de artimañas como cubrirse bajo un paraguas hasta montarse en una furgoneta y, luego, en pleno trayecto, cambiarse de ropa y subirse en una moto tratando de despistar a los periodistas

'La Tigresa', responsable de 23 asesinatos de ETA, ha salido de prisión a las 11.50 horas con pantalón negro y chaqueta roja, gorra y gafas de sol. Ha bajado unas escaleras y se ha montado en una furgoneta. La Ertzaintza ha impedido a los periodistas que pasaran de la rotonda de acceso a la cárcel, que se sitúa en un monte con una única carretera de acceso de unos 3 kilómetros.

 

En una de las curvas, creyéndose a salvo de las cámaras, López Riaño se ha bajado de la furgoneta para montarse de paquete en una moto que formaba parte del cortejo en el que la sanguinaria etarra del 'comando Madrid' quería evitar que la grabaran o fotografiaran. Previamente, en el interior de la furgoneta, se había puesto una chaqueta oscura y cubierto el rostro con un casco.

 

A la altura de los periodistas en la rotonda de acceso a la cárcel de Álava, la moto se ha parapetado detrás de la furgoneta en la que se montó kilómetros antes López Riaño, reanudando la marcha de forma apresurada para evitar que captaran su imagen.

 

Idoia López Riaño, la 'Tigresa' se montó en una moto para intentar despistar a la prensa a la salida de prisión

 

Antes de ser puesta en libertad este 13 de junio, 'La Tigresa' ya había disfrutado el año pasado de permisos tras valorar el juez de Vigilancia Penitenciaria su arrepentimiento, que expresó en varios escritos y por lo que fue expulsada de la banda.

 

López Riaño integró uno de los comandos más sangrientos de la historia de ETA, el 'comando Madrid' de mediados de los 80, en el que figuraban otros conocidos terroristas como Iñaki de Juana Chaos, Juan Manuel Soares Gamboa, Antonio Troitiño o Inés del Río.

 

Éstos perpetraron algunos de los atentados más cruentos de la organización como el de la calle de Juan Bravo o el de la Plaza de la República Dominicana, que acabaron con la vida de cinco y doce guardias civiles, respectivamente. Además, Idoia López Riaño es responsable de las muertes de un empresario, un marinero, tres militares (entre ellos Ricardo Sáenz de Ynestrillas) y un policía.

 

También fue condenada por integrar el denominado 'comando Ekaitz' entre el año 1991 y 1992. A ese grupo, en el que estaba Joseba Urrusolo Sistiaga, se le atribuyen acciones terroristas en Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Alicante, Valencia y Murcia.