Las agencias del 'bus playero' notan un descenso de viajeros a causa de la crisis del coronavirus

Donde el año pasado asistían tres o cuatro autobuses, “este año nos conformamos con uno lleno”, aseguran desde alguna de las empresas que hacen este tipo de viajes.

Este verano las personas están optando por turismo nacional, tal y como se aconsejó desde el gobierno, no obstante, aún son muchos los que no se atreven a salir de su ciudad. ¿Puede que este año funcionen mejor los autobuses de ida y vuelta en un mismo día? ¿Cuál es el principal público de estos buses playeros?

 

Algunas agencias de Valladolid, como son Valladolid más que viajes, Delia Viajes o Viajes Esfera, optan desde hace años por lo que se llama 'bus playero'. Consiste en una flota de autobuses que se dirigen a una playa a pasar el día. Se madruga por la mañana para aprovechar el día y se vuelve al atardecer.

 

También se hace con la Warner, el parque de atracciones de Madrid o la Aquopolis. Y es que Valladolid se encuentra en un enclave perfecto para asistir tanto a la aventura de la capital como a las playas del mar cantábrico.

 

Veranos anteriores era sin duda un negocio redondo. Lugares como Santander y pueblos de cantabria se llenaban durante el veranos de vallisoletanos, pero la crisis del coronavirus y los diferentes rebrotes que están surgiendo hacen que muchos prefieran no salir de la provincia y no correr riesgos.

 

Una de las agencias que optan por este tipo de viajes es Delia Viajes. Su directora, Sofía Sanz Moreno, cuenta a TRIBUNA cómo les están yendo las cosas en este año tan atípico. Donde el año pasado asistían tres o cuatro autobuses, “este año nos conformamos con uno lleno”. Aunque se está viajando “muchísimo menos”, la directora de la agencia si confirma que “hemos salido todos los sábados y domingos”. La vez que menos personas consiguieron reunir fue un fin de semana de lluvia al que solo asistieron 40 personas.

 

 Lo que ha cambiado según la directora, es el público que asiste, “años anteriores la gente que venía tenía de 40 a 60 años y este año viajan grupos de jóvenes de 17 a 23”.  Sofía Sanz recalca una cosa y es que, a los jóvenes que ella se ha encontrado, “son todos muy respetuosos, y a veces, más que los mayores”. En el autobús tienen que ir con su mascarilla, echándose el gel y midiendo la temperatura.

 

Muchas personas mayores aseguran que la culpa es de los jóvenes, pero esta directora se muestra en desacuerdo, “los jóvenes son los que están moviendo la economía, si no, igual, ya hubiéramos cerrado”.

 

Otra de las empresas dentro de este nicho de mercado es Valladolid Más que Viajes, cuyo director Fernando asegura no haber notado mucho la caída del público respecto a años anteriores, “un 10% menos”, indica porque “tengo clientela fija”. Sin embargo, sí ha declarado “no vivir de esto” y ha afirmado que “la competencia es muy sana”.

 

Hay más compañías que se encargan de estos viajes tan veraniegos, pero estas dos agencias son las principales en cuanto a la elección por personas se refiere. Sus destinos suelen ser los mismos, lo que pueden cambiar son las fechas de uno y otro, adaptándose así al mercado para que la persona escoja según sus necesidades.

 

Noticias relacionadas