Las 131 quejas de la Asociación Vecinal de la Rondilla

Puente Santa Teresa, en el barrio de La Rondilla.

La Asociación Vecinal de la Rondilla ha reclamado al Ayuntamiento de Valladolid la resolución de las 131 sugerencias y reclamaciones que han presentado en los últimos tres meses, agrupadas en 16 bloques, como el puente de Santa Teresa, el colegio San Juan de la Cruz, o las instalaciones de antenas de telefonía móvil.

 

Según han señalado fuentes vecinales en un comunicado recogido por Europa Press, consideran que el Ayuntamiento "no resuelve los problemas planteados", por lo que han elevado dos quejas sobre el puente de Santa Teresa y el parque Ribera de Castilla a la Comisión  Especial de Sugerencias y Reclamaciones tal y como consideran que señala el artículo 56.2 del Reglamento Orgánico.

 

En los tres últimos meses se han presentado por vía electrónica 131 sugerencias y reclamaciones, agrupadas en 16 bloques temáticos y que abordan asuntos como los dos ya citados, así como las zonas de juegos infantiles, arbolado y alcorques en viario público, rehabilitaciones en polígonos residenciales, reurbanización de vías públicas, antenas de telefonía móvil, humedades en sótanos, puntos de recarga de bonobuses, zonas 20 y 30 de tráfico, cambio de denominación de polígonos residenciales, espacios inundados y mejoras en proyectos de urbanización de calles.

 

Asimismo, en próximas fechas se completarán los escritos con otros sobre asuntos como limpieza de vías públicas, seguridad vial y señalizaciones de tráfico.

 

La Asociación eligió esta vía, han recalcado, "ante la ausencia de información y de medidas para frenar el avance de situaciones de falta de mantenimiento y conservación de instalaciones públicas municipales en el barrio de la Rondilla", pues entienden que han fallado "estrepitosamente" los contactos y gestiones con los concejales responsables de las áreas.

 

En cuanto a las dos quejas elevadas a la Comisión, la que afecta al puente de Santa Teresa propone que el Ayuntamiento acometa la reordenación y rediseño del puente para resolver "definitivamente con garantía de continuidad los múltiples y crecientes defectos y deficiencias denunciados".

 

Así, citan el estado de "creciente degradación" de la infraestructura que achacan a la "pésima calidad de los materiales utilizados, su deficiente diseño" y al "manifiesto abandono de conservación y mantenimiento". También han apuntado que la Asociación se opuso a este proyecto que costó "16 millones de euros con un sobrecoste de cuatro millones más".

 

En cuanto al parque Ribera de Castilla, se solicita que "se mantenga todo su esplendor como equipamiento urbano de primera magnitud" para lo que consideran que se debe aprobar "un plan de etapas, corto en el tiempo de ejecución" para la resolución de los problemas y deficiencias que perciben en la zona.