Lara Dibildos: “El Teatro Zorrilla de Valladolid es mi talismán”

El elenco de 'La habitación de Vernónica'.

La actriz y presentadora de televisión estrenará en Valladolid ‘La habitación de Verónica’, un thriller psicológico, el martes 5 de septiembre en dos sesiones.

La vida de Lara Dibildos ya no es la que fue. Hija del productor de cine José Luis Dibildos -fallecido en 2002- y de la actriz y presentador Laura Valenzuela, afronta un nuevo reto en los escenarios con ‘La habitación de Verónica’. El Teatro Zorrilla de Valladolid acoge esta obra el martes 5 de septiembre en dos sesiones (19:00 y 22:00 horas) con precios de  24 euros (anfiteatro) y 28 (palco).

 

Con ella en el escenario estarán Antonio Albella, Lucía Gil y Javier Pascual. Pese a que no puede desvelar mucho de este “thriller psicológico”, Lara asegura que se encuentra ante el papel más importante. Ya ganó un ‘Micrófono de Oro del Teatro’ por la obra ‘Brujas’, de Santiago Moncada y dirigida por Manuel Galiana, y podría repetir el éxito de otras funciones que ha estrenado en Valladolid, donde tiene al Teatro Zorrilla como “talismán”.

 

PREGUNTA: ¿Qué se va a encontrar el público que vea ‘La habitación de Verónica?

RESPUESTA: Es un thriller psicológico con mucho suspense. Desde el momento en el que empieza, engancha y los espectadores comienzan a hacer cábalas. El final es sorprendente y te deja sin palabras. Es una obra agotadora para los cuatro.

 

P.: ¿Cuál es su papel?

R.: Es la primera vez que hago una función sin explicar el argumento y quién soy. Cuando leí el guion solo vi ‘mujer, hombre, muchacho y chica’. Soy la mujer (risas).

 

P.: ¿Qué le aporta a usted?

R.: Estuve loca por llegar al final. Leí el guion del tirón. Tuve un ataque de respeto y miedo. Estaba con la responsabilidad de que confíen en mí para él porque nunca había hecho algo igual.

 

P.: ¿Es el más importante que ha hecho?

R.: Yo creo que sí. Es un bombón para cualquier actriz.

 

P.: Pese a ser el estreno, ¿qué acogida está teniendo en la gente que ha podido ver los ensayos?

R.: Impresionante. La gente nos decía que es brutal y tienen ganas de ver la puesta en escena.

 

P.: ¿Qué significa Valladolid para usted?

R.: He estrenado bastantes obras aquí. El Teatro Zorrilla es mi talismán porque luego todas fueron un éxito. Me siento como en casa.

 

P.: ¿Sabe cuál es el ritmo de entradas?

R.: Va fenomenal. Que la gente se dé prisa si no se la quiere perder (risas).

 

P.: ¿Qué mensaje le manda al espectador para animarle a ver la obra?

R.: Si quiere vivir durante hora y media la intriga y el suspense, va a disfrutar al máximo. Eso sí, que después de verla no cuente nada (risas).

 

“HASTA EN LA ÚLTIMA FILA”

 

P.: Su madre, Laura Valenzuela, también fue actriz, aunque de cine. ¿Le ha dado algún consejo?

R.: Nunca quiso subirse a un escenario. Yo encontré en el teatro mi vida y mi pasión. Solo me decía ‘por favor, que se te oiga hasta en la última fila’. Creo que se me oye bien (risas).

 

P.: Siempre ha sido una mujer conocida en España. ¿Le gustaría que se le recordara como actriz?

R.: Hay que aceptar la vida como es. Es complicado porque el teatro no tiene la proyección del cine y la televisión. No puedo luchar contra ello. Si prestase atención a todo lo que se habla de mí, no viviría. Por eso pido a los espectadores que al minuto se olviden de quién soy y me vean solo como el personaje.