'Laguna decide' lanza octavillas para animar a los vecinos a participar consulta republicana el 15-D

"Creemos firmemente que somos parte de una sociedad madura a la que no se le puede arrebatar durante más tiempo su derecho a pronunciarse, más todavía cuando el cuestionamiento social hacia la monarquía es tan manifiesto", puntualizan.

El colectivo 'Laguna decide' explicará, a través de 'octavillas' que depositará en los buzones de los domicilios de esta localidad vallisoletana, la consulta republicana que llevarán a cabo el próximo 15 de diciembre.

 

Han pasado 40 años desde la promulgación de la Constitución de 1978, recuerda el colectivo a través de un comunicado remitido a Europa Press. Entre otras cuestiones "discutidas y discutibles" de forma y contenido, es un hecho evidente que durante la Transición se "denegó" toda posibilidad de organizar un referéndum para decidir la forma de Estado, esto es, sobre monarquía o república. No se planteó otra cosa que "imponer la primera", a la cabeza de la cual y como titular de la jefatura del Estado se encontraría Juan Carlos, "el elegido por Francisco Franco".

 

El escrito insiste en que aparte de considerar que esta institución es "anacrónica" y que por su propia naturaleza "no puede representar valores democráticos", desde Laguna decide observan cómo la monarquía se encontraba en el centro de "múltiples escándalos y corruptelas" que, por su reiteración, "ya no causan ninguna sorpresa".

 

"Creemos firmemente que somos parte de una sociedad madura a la que no se le puede arrebatar durante más tiempo su derecho a pronunciarse, más todavía cuando el cuestionamiento social hacia la monarquía es tan manifiesto", puntualizan.

 

A falta de un referéndum "vinculante" al respecto, este grupo de vecinos del municipio, explican, como se han reunido en asambleas abiertas con el objetivo de organizar una consulta sobre la forma de Estado, que han fechado para el sábado 15 de diciembre.

 

Esta propuesta, continúan, se suma a una corriente que, a juicio de este colectivo, no hace sino crecer, pues ya son "muchos" los barrios, municipios y universidades que están preparando iniciativas similares, si bien será la primera consulta de este cariz en la provincia de Valladolid, con el "deseo" de que sirva para "inspirar" a otros pueblos y ciudades a coger el relevo "de esta demanda democrática".

 

"Aclaramos que no será un referéndum, pues por motivos legales no podemos contar con un censo electoral". Ante esa tesitura, explican, la consulta se convierte en una "reivindicación diferente", que tiene por objetivo apelar a la "libertad del derecho a decidir", y en este caso concreto, hacerlo sobre la forma de Estado.

 

De ahí que el colectivo instalará hasta seis mesas en el municipio donde se podrán depositar las papeletas presencialmente entre las 10 y las 15 horas.

 

"Hacemos un llamamiento a la participación, a llenar las urnas de una manera limpia y ética y os invitamos a acudir a los actos que hemos preparado para explicar y debatir la iniciativa", concluye el comunicado.