La zona de Villalón de Campos aguanta en verde sin casos de coronavirus en semanas

Villalón de Campos y mapa de la situación de la pandemia.

La zona básica de salud, que tiene 2.633 habitantes repartidos en 16 municipios, es la única sin casos en la provincia. 

El verde es el color que se ansia ver en el mapa de la evolución epidemiológica del coronavirus, pero son muy pocas las zonas básicas de salud que se tiñen de este color.  En la provincia de Valladolid solo hay una, el área de Villalón de Campos, que aguanta estoicamente el golpe del Covid-19 al no sumar casos en semanas. 

 

Con 2.633 tarjetas sanitarias repartidas entre los municipios de Cabezón de Valderaduey, Cuenca de Campos, Herrín, Vega de Ruiponce, Villacarralón, Villanueva de la Condesa, Fontihoyuelo, Bustillo de Chaves, Gatón de Campos, Santervás, Villabaruz, Villacid, Villagómez la Nueva, Ceinos de Campos, Villafrades y Villalón de Campos, esta zona básica de salud se encuentra rodeada, como Astérix y Obélix, de 'centurias romanas' de coronavirus en una provincia plagada de naranja y rojo.



"Hemos trabajado duro y hecho las cosas bien, pero, como en todo en la vida, hay un porcentaje de suerte", subraya José Ángel Alonso, alcalde del punto central de la zona básica, Villalón de Campos, donde residen más de la mitad de los habitantes del área y donde hacen vida los vecinos del resto de municipios que en tiempos normales tienen un enemigo diferente al Covid-19, la despoblación.

 

Esa "lacra" que viven muchos municipios de Castilla y León, parece favorecer a los municipios de esta zona en la lucha contra el virus, como el alcalde del municipio terracampino. "En este caso nos ha ayudado, la población está dispersa y se concentra menos", precisa sobre la posibilidad de que ello pudiese tener que ver con los buenos datos. 

 

En pleno período de aulas confinadas por positivos entre alumnos y profesores, en los centros educativos del municipio de Villalón de Campos no se vive una situación "tan caótica" como en otros municipios o ciudades. Y es que, además de que los profesores se lo estén "tomando muy enserio", por una vez ayuda que el número de alumnos -acuden de otros municipios- sea bajo. "Aquí las ratios son más bajas y cuando en un aula de extensión grande en vez de tener 25 alumnos tienes 10, se aprovecha", puntualiza el alcalde. 

 

No obstante, como gran parte del medio rural, en estos municipios terracampinos ven crecer sus habitantes en verano. De Bilbao, Madrid o Cataluña llegan visitantes en el período estival a Villalón, por ejemplo, doblando su número de habitantes habituales. Este año la situación no ha sido distinta a pesar del Covid-19 y muchos han pasado sus vacaciones en el municipio, pero eso no ha afectado en la buena evoluación de la pandemia. 

 

VERANO INTENSO

 

De hecho, ellos junto al resto de vecinos han podido disfrutar de un verano "intenso" en el municipio. Para paliar un "poco" la situación de los negocios tras el confinamiento derivado del Estado de Alarma, el Ayuntamiento de esta localidad programó eventos culturales que ayudasen a recuperar la economía local. Todo ellos se han desarrollado  con "bastante normalidad" y "todas" las medidas.

 

A diferencia de otros municipios, en Villalón también se abrió la piscina municipal. Se vendieron hasta 700 bonos a lo largo de todo el verano y las "cosas fueron bien" ya que se controló el aforo de 120 personas y se tomaron incluso más medidas "de las que se exigían", como desinfección del calzado, control de temperatura entre los bañistas o la delimitación de parcelas.

 

"Hemos tratado de dar lo mejor para conseguir que todo funcione bien", destaca José Ángel Alonso, quien considera que se ha hecho un "buen trabajo" como en otras localides, si bien el alcalde reconoce que "desde el primer momento" en el municipio se vivió una "implicación masiva" de los vecinos. "Cuando ningún municipio tenía mascarillas, pudimos disfrutar de ellas gracias a que voluntarias las estuvieron fabricando", recuerda.

 

Asimismo, alude a la veintena de tractoristas que dejó sus labores habituales para desinfectar el pueblo durante meses en la peor época de la pandemia, el confinamiento. "Se ha implicado todo el mundo, hasta el profesor de tecnología del instituto, que estuvo fabricando pantallas para los sanitarios con una impresora 3D", rememora orgulloso por la "buena actuación" vecinal.

 

No obstante, en Villalón de Campos también se han lamentado situaciones como la celebración de botellones o la negación al uso de la mascarilla, pero no ha sido lo "habitual" y se han evitando estos comportamientos, según el alcalde, a través de la Guardia Civil, empleados municipales y la concienciación.

 

En plena segunda oleada de la pandemia, Villalón puede aplaudir ser la única zona básica de salud en verde en la provincia y una de las 22 de la Comunidad, pero no descuidarse ni celebrarlo. Los casos aumentan a su alrededor, con especial incidencia en municipios cercanos como Mayorga, y los vecinos de la zona básica también lo sienten. "Son nuestros vecinos, les apreciamos y sentimos los casos como nuestros, de nada nos sirve estar nosotros bien si tenemos a toda nuestra comarca pasandolo mal", lamenta el alcalde.

 

Así las cosas, desde la zona llaman a "extremar la precaución" para seguir "luchando". "Se trata de no descuidarnos. Somos zona verde, pero podemos pasar al rojo en cualquier momento".

 

 

Comentarios

Normal 27/09/2020 10:14 #1
Es una zona despoblada y muy envejecida. Tener un área de salud para 2500 habitantes es un chollo. No hay apenas actividad económica y me apuesto a que de esos 2.500 censados en todo el área de salud viven 2.000. El resto censados en pueblos pero viviendo en Valladolid.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: