La vuelta al cole, sin cinturones de seguridad obligatorios en los autobuses escolares

Un control de buses escolares en una campaña de la DGT.

La normativa de tráfico no contempla que los cinturones de seguridad sean obligatorios en los vehículos de transporte escolar: sólo dos de cada cinco los tienen. La Junta prioriza a las empresas que ofrecen buses más modernos y asegura que el 100% de los buses escolares los tienen.

¿Llevarías a tu hijo en coche al colegio sin cinturón de seguridad o sin sillita? Para la inmensa mayoría de los padres, la respuesta es clara: nunca. Entonces, ¿por qué pueden ir en el bus del colegio sin cinturones? Esta es la pregunta que se hacen muchos expertos justo ahora que cerca de 35.000 alumnos de Castilla y León han empezado a ir a clase en las rutas escolares de transporte y alguna de las 1.909 rutas habilitadas por la consejería de Educación. El motivo de esta incongruencia está en la legislación.

 

La normativa actual no obliga a usar Sistemas de Retención Infantil en el transporte escolar, ni cinturones de seguridad adaptados al peso y la altura del menor, por lo que está permitido el traslado de menores sin ningún dispositivo de seguridad a pesar de los riesgos mortales que supone. Así que se puede viajar en el bus escolar sin cinturón, ni sillita... y menos todavía pedir cinturones adaptados. La norma nacional data de 2001 y regula los distintivos que deben llevar estos vehículos, los tiempos de viaje y descanso... Entre los requisitos, fija que los vehículos no pueden tener más de diez años desde su primera matriculación, pero estira esta antigüedad hasta los 16 en el caso de que ya se usaran para esta función. Pero no dicen nada sobre la obligatoriedad de los cinturones.

 

Tampoco se enmienda en la normativa regional, que data de 2004 y que complementa la nacional. Así que los autobuses escolares sin cinturón de seguridad cumplen la normativa vigente... aunque sea un contrasentido. Distintivos (el conocido triángulo amarillo en la luna) y no tener más de 16 años de antigüedad bastarían. La consejería de Educación asegura que, ante esta situación, a la hora de adjudicar los contratos de las rutas escolares se está primando a aquellas empresas que incluyen vehículos con cinturones y que todos los contratados con este fin los incorporan. En la licitación que se ha realizado de cara al curso 2017-2018 todas las empresas adjudicatarias han ofertado vehículos con cinturones de seguridad. Se trata de 870 rutas de las 1.909 de este curso.

 

Tras publicar este artículo, la consejería de Educación se ha puesto en contacto con TRIBUNA para aportar una información que no aclaró inicialmente. Según una nota, el 100% de los autobuses contratados para realizar rutas escolares tienen cinturones de seguridad. Por ello, la Consejería de Educación señala que si en efecto la norma estatal permite hacer transporte escolar con vehículos matriculados con anterioridad a 2007 y por lo tanto sin cinturones, las medidas de fomento adoptadas por la Comunidad de Castilla y León han sido totalmente efectivas pues el resultado es que en todas las adjudicaciones el vehículo que realiza las rutas cuenta con ese sistema de retención.

 

La ley obliga a disponer de cinturones de seguridad en todos los modelos de autobuses de largo recorrido de nueva matriculación a partir de 2007, pero no tiene efectos retroactivos: los autobuses en servicio matriculados antes de esta fecha pueden ir legalmente sin cinturones. También obliga a que todos los viajeros, excepto los menores de tres años, usen los cinturones de seguridad si el autobús dispone de los mismos. Y la empresa que fleta el transporte es la responsable de que todos los usuarios que están obligados los lleven abrochados. En los vehículos que los llevan sí es obligatorio circular con ellos puestos.

 

Así que la normativa vigente no asegura que la flota de autobuses escolares cuente con todas las medidas de seguridad ya habituales, a pesar de las reclamaciones de los expertos y del riesgo que entraña. Hace tiempo que la DGT pone especial celo en el uso del cinturón y los sistemas de retención infantil en turismo y que también se vigila de manera especial que los vehículos de transporte escolar cumplan con los requisitos administrativos. En enero, en la última campaña de control de autobuses escolares, en sólo una semana se sancionó a uno de cada tres buses controlados; en muchos de los casos fueron sancionados por no llevar la autorización de transporte escolar, pero también hubo multas por falta de seguro, exceder tiempos de conducción y hubo dos positivos por alcholemia.