La vuelta a la UVa, todo lo que tienes que saber para el comienzo del curso

Imagen de un aula durante las pruebas de la EBAU en la UVa. TRIBUNA

Medidas de seguridad, distribución de espacios y docencia bimodal: con todo ello convivirán este curso los alumnos y alumnas de la Universidad de Valladolid

El lunes 28 comienzan las clases en la Universidad de Valladolid, alumnos y profesores, tras haber abandonado las aulas precipitadamente en el mes de marzo debido a la irrupción de la pandemia y el posterior establecimiento del Estado de Alarma, regresan a sus respectivas facultades. Esta vez con cambios considerables para afrontar la crisis del Covid-19.

 

¿Cuáles son los principales cambios a tener en cuenta en el regreso a las clases? Medidas de seguridad básicas como la higiene y desinfección, así como el uso de mascarillas, también una distribución específica del espacio que cada facultad señala según sus condiciones y, algo que ha mantenido en vilo a los estudiantes durante todo el verano: ¿cómo serán las clases?

 

DOCENCIA BIMODAL

La presencialidad dependerá de la capacidad de las facultades y del número de alumnos, por lo tanto habrá grados en los que se podrán realizar todas las clases de manera presencial y otros en los que esta presencialidad deba alternarse con la docencia online. En caso de confinamiento, la impartición de los grados se llevará de manera virtual.

 

En el caso de la Facultad de Filosofía y Letras, el 40% de los grados serán presenciales en su totalidad como es el ejemplo de Geografía y Filosofía, que cuentan con poco alumnado. No ocurrirá lo mismo en cambio con Medicina, Química o Derecho, que, al tener un alto número de estudiantes rotarán por semanas. Es decir, mientras un grupo acude a las aulas el otro accederá a las clases desde casa.

 

DISTRIBUCIÓN DEL ESPACIO

Cada facultad dispone de un protocolo de distribución de espacios que se plasma en una serie de planos de señalización realizados por la Unidad Técnica de Arquitectura. En estos mapas los alumnos pueden ver la organización de las aulas y las demás salas y pasillos de sus respectivas facultades.

 

Se indican entradas y salidas por lugares diferentes, señalizaciones en el suelo y dentro de cada clase la situación de las mesas, así como dónde tendrá que colocarse cada estudiante para respetar la distancia de seguridad. Las bibliotecas y cafeterías se abrirán mientras se cumplan en ellas todas las medidas de seguridad pertinentes contra el Covid-19.

 

La universidad contará con un delegado Covid global, pero cada centro dispondrá también de su propio delegado Covid, al que se acudirá en caso de síntomas. Para estas ocasiones se dispone en cada facultad de una sala covid en la que los que acudan deberán cambiarse las mascarillas y dar parte a las competencias sanitarias.

 

MEDIDAS DE HIGIENE Y DESINFECCIÓN

Además de las medidas de seguridad ya planteadas en líneas anteriores, tanto el personal de la Universidad de Valladolid como los alumnos de cada uno de sus centros, deberán acatar las normas básicas en cuanto a higiene y desinfección.

 

Lavado exhaustivo de manos, uso obligatorio de la mascarilla, distanciamiento social y el compromiso de no acudir a las aulas cuando se presenten en la persona síntomas compatibles con el virus.

 

Desde la UVa explican que se llevará a cabo un minucioso protocolo de limpieza, desinfección y ventilación. Se limpiarán mesas y sillas, todo lo que pueda ser compartido, así como superficies, zonas comunes y los baños, que se limpiarán tres veces al día. Se contará también con el material de limpieza necesario y con dispensadores de gel hidroalcohólico.

 

En los centros de la universidad se evitará el uso de aire acondicionado cuando las prescripciones técnicas lo recomienden. En el caso de las aulas cuya ventilación sea deficiente, se sometidas a actuaciones necesarias. Las instalaciones se ventilarán como mínimo dos veces al día y las aulas tras cada uso, durante cinco minutos.