La viral respuesta de Paco García se convierte en una lección sobre el tema de las árbitras que ha impactado a la sociedad

Paco García, durante un encuentro. ARCHIVO

Se trataba de la primera vez que tres colegiadas dirigían un encuentro.

Días después, el discurso de igualdad de Paco García, entrenador del CBC Valladolid, sobre la primera vez en la que tres colegiadas (Paula Lema, Yasmina Alcaraz y Elena Espiau) dirigían un encuentro, el que midió a su equipo ante el Tau Castelló, ha calado en la sociedad y continúa haciéndose más viral aún.

 

Una vez finalizado el partido, el técnico era preguntado por esa circunstancia en la sala de prensa y comentaba que este hecho "no es noticia, el problema de lo que pasa en este país es que esto es noticia. Y si pusiéramos más énfasis, nuestras leyes, nuestros jueces, en otras cosas, en que sinvergüenzas y malnacidos no estén por la calle, pues a lo mejor no tendríamos que escuchar otras noticias. Pero no puede ser noticia es que han pitado tres mujeres. Han pitado tres árbitros".

 

El entrenador del equipo vallisoletano ha comentado que le "preguntaron" sobre si se había "sentido cohibido" a lo que respondió que "no. Yo he protestado cuando tenía que protestar y ellas me han parado cuando me han tenido que parar. Y yo creo que han hecho un buen partido, como todos, con aciertos, con errores, como yo me equivoco o se equivoca todo el mundo. Pero no creo que sea una buena noticia que sea noticia. Han pitado tres árbitros y ya está".

 

El discurso de García sobre igualdad ya ha dado la vuelta por todo el país así como fuera de nuestras fronteras. Espera que en el futuro un hecho como el acontecido en el Pabellón Pisuerga de Valladolid el pasado martes 18 de diciembre en el futuro sea algo normal: "Ha habido un arbitraje que, circunstancialmente, ha sido de tres mujeres. Punto. Si están ahí es porque habrán hecho méritos porque nadie les habrá regalado nada. Ojalá esto no sea noticia, creo que eso sería la buena noticia. Es que es verdad, que soy padre de dos hijas y hay hijos de puta por ahí sueltos".