La VII Spain Classic Raid aparca en Valladolid un centenar centenar de vehículos clásicos

La prueba arrancó el sábado en Andorra y terminará el próximo día 26 en Madrid

Valladolid ha sido escenario este pasado lunes del fin de etapa de la VII Spain Classic Raid, una prueba en la que participan más de un centenar de coches clásicos y que arrancó este pasado sábado en Andorra. La cita concluirá el próximo sábado 26 de octubre en Madrid, en el Palacio Real, y ha discurrido por Jaca o Soria, antes de llegar, alrededor de las 19 horas, a la Acera de Recoletos, donde se ha realizado una entrega de trofeos alrededor de las 21 horas.

 

Además, la cuarta etapa, que tendrá lugar este martes, también partirá desde la capital vallisoletana. En concreto, desde la Acera de Recoletos para dirigirse después hacia la calle Estación, Recondo, Puente Colgante y Paseo de Zorrilla.

 

Esta prueba es el raid de regularidad para coches clásicos más largo de Europa en el que se podrá admirar vehículos peculiares como un Volvo PV544, dos Volkswagen Golf Country o un Citroën GSA; pero también otros más comunes como un Lada Niva, Land Rover Defender, Seat Panda y Marbella, Renault 4 y berlinas y coupés premium de Mercedes-Benz, Audi, BMW o Volvo, todos ellos con más de veinticinco años.

 

Por delante hay otras cuatro etapas que llevarán esta prueba hasta Ciudad Rodrigo, para después entrar por primera vez en su historia en tierras portuguesas. De hecho, la caravana pasará por Aveiro y Covilha, y luego regresará a España, llegando a Ávila, haciendo parada también en el circuito de Talavera de la Reina y finalmente terminar en Madrid.

 

Las inscripciones para participar en esta Spain Classic Raid se cerraron con meses de antelación, y entre los participantes hay veteranos en estas pruebas, pero también caras y coches nuevos. Una prueba patrocinada por Bosch y con la colaboración de Suzuki que aporta los vehículos necesarios a la organización.