Cyl dots mini

La vereda de los Santos se convierte en una senda para el uso de peatones y ciclistas tras su recuperación

Comunica la ciudad con las instalaciones municipales del Complejo Deportivo Ciudad de Valladolid y las instalaciones de la Universidad de Fuente la Mora

El Ayuntamiento de Valladolid ha recuperado la vereda de los Santos, una ruta que comunica la ciudad con las instalaciones municipales del Complejo Deportivo Ciudad de Valladolid y las instalaciones de la Universidad de Fuente la Mora, para uso de peatones y ciclistas tras una inversión de 68.064 euros.

 

Con su recuperación, el Consistorio señala, a través de un comunicado remitido a Europa Press, que se modifica en algunos puntos el trazado del camino y se rehabilita para que pueda ser de uso compartido entre los vehículos agrícolas y las bicis.

 

El inicio del itinerario ciclista se encuentra en la Senda Verde del Esgueva en su confluencia con la Calle Universo. La senda es una vía muy frecuentada por la ciudadanía para la práctica de actividades deportivas como running o paseos en bici o andando.

 

La vía discurre hasta la localidad de Renedo de Esgueva, se encuentra en un estado óptimo de conservación y dispone de anchura suficiente en todo su trazado para su uso compartido peatón - ciclista. Una de las principales ventajas de la utilización de esta vía es que discurre por debajo de la VA-20 lo que permite realizar un trayecto sin necesidad de cruzar ninguna vía ocupada por vehículos, añade el Ayuntamiento.

 

Una vez pasada la VA-20 el itinerario ciclista continúa por el camino que discurre en paralelo a la VA-20 y que comunica la Senda Verde del Esgueva con la Vereda de Los Santos. El estado de conservación de esta vía es también óptimo por lo que no ha requerido ninguna actuación. El enlace con la Vereda de los Santos marca el inicio de las actuaciones ya que el estado de conservación requiere una intervención integral de recuperación de vereda y acondicionamiento del camino existente.

 

La vereda de los Santos dispone de una anchura de 21 metros pero con el paso de los años se fue reduciendo hasta llegar a una anchura en alguno de los puntos a menos de cuatro metros. El resto de la anchura fue invadido por las parcelas de cultivo y vallados de las parcelas colindantes. El camino existente se encontraba en un estado de conservación deficiente por el paso de los vehículos agrícolas y por la desaparición en varias zonas de las cunetas por lo que el agua procedente de la lluvia provocaba zonas inundadas, inutilizando el camino.

 

Las actuaciones realizadas han consistido en la delimitación de la anchura original de la vereda mediante la incorporación a lo largo de su longitud de elementos físicos y la plantación de arbolado con el fin de regenerar la vereda e incorporarla a la masa arbolada que dispone el municipio de Valladolid.

 

Se ha procedido también al perfilado del camino existente con el fin de establecer una superficie con una pendiente longitudinal uniforme y una pendiente transversal del tres por ciento que favorezca la eliminación del agua procedente de las lluvias, las creación de cunetas y la rectificación de su trazado dentro de la vereda en los puntos en los que se ha considerado pertinente.