La Vera Cruz celebra los 400 años del Cristo Atado a la Columna

Imagen del Atado a la Columna.

La Cofradía de Valladolid es propietaria de la talla de Gregorio Fernández.

La Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz de Valladolid va a comenzar los actos conmemorativos de los 400 años de la hechura del Cristo Atado a la Columna por el maestro Gregorio Fernández. La Vera Cruz es la propietaria de la Sagrada Imagen que venera durante todo el año en su templo penitencial de la calle de la Platería.

 

El IV Centenario comenzará el Miércoles de Ceniza (6 de marzo) con el tradicional y solemne Besapié al Cristo Atado a la Columna, de 10 de la mañana a 9 y media de la noche, con la imposición de la ceniza en la misa de las 8.

 

Se continúa los días 7, 8 y 9 con un Solemne Triduo a las 20:00 horas, en el que ocuparán la sagrada cátedra: Jose Andrés Cabrerizo Manchado, Deán de la S.I. Catedral, Javier Carlos Gómez Gómez, Párroco de la UP San Miguel – San Nicolás y Manuel Fernández Narros, Delegado de Religiosidad Popular.

 

El domingo, 10 de marzo se celebrará una magna procesión con el Cristo Atado a la Columna portado en andas, que partirá a la 17:30 h. de la Vera Cruz hasta la Santa Iglesia Catedral con el siguiente recorrido: Platerías, Plaza del Ochavo, Vicente Moliner, Fuente Dorada, Cánovas del Castillo, Catedral y Arribas.

 

A las 19 horas en la Catedral se celebrará una Solemne Eucaristía presidida por el Cardenal Arzobispo de Valladolid Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española. La misa será cantada por la Coral Vallisoletana.

 

A su término se reanudará la procesión que discurrirá por Arribas, Catedral, Regalado, Constitución, Plaza Mayor - por Acera de San Francisco, Ferrari, Quiñones, Lonja, Plaza del Ochavo, Platerías hasta su Iglesia Penitencial, donde se cantará el Perdón a la Sagrada Imagen.

 

Durante el resto del año, la Vera Cruz tiene previstos otra serie de actos culturales y cultos para celebrar tan señalada efeméride de la Semana Santa vallisoletana.
 

TALLA DE GREGORIO FERNÁNDEZ

 

El maestro Gregorio Fernández realizó esta figura en 1619 dentro de un conjunto procesional denominado “El Azotamiento” aunque no mucho más tarde comenzó a desfilar en solitario.

 

El Cristo Atado a la Columna es una imagen a tamaño natural, con anatomía perfecta. Impresiona el realismo de sus heridas y llagas de la espalda.

 

Se cuenta que al terminar Gregorio Fernández de esculpir la talla, cobró vida y le preguntó al escultor: “¿Dónde me miraste, que tan bien me retrataste?", respondiendo el Maestro Fernández: "En mi corazón, Señor.”
 

Noticias relacionadas