La variable Osorio

Los rumores sobre posibles incorporaciones del Real Valladolid apuntan a la delantera, pero con la incorporación de Osorio, ¿realmente falta o sobra un delantero?

El verano futbolístico es época de rumores, de dimes y diretes, de culebrones, de bienvenidas y de despedidas y en eso está el Real Valladolid, intentando cerrar el capítulo veraniego cuanto antes, aunque se le resiste. 

 

El el plano de incorporaciones, culebrones y dimes y diretes, el colombiano Humberto Osorio copa la actualidad en las oficinas del conjunto blanquivioleta y fuera de ellas. Después de más de quince días en los que un día volaba a España, al siguiente no, un día estaba fichado y al siguiente no; parece que finalmente la historia está cerca de escribir un final feliz.

 

Pero, a pesar de que el fichaje del delantero está prácticamente cerrado como venimos adelantando en Tribuna de Valladolid, la rumorología en torno al equipo continúa centrándose en la delantera, ¿por qué?, ¿necesita el Valladolid más refuerzos en la punta de ataque?

 

¿OVERBOOKING EN LA DELANTERA?

 

Si analizamos la plantilla, sin las variables que pueda manejar la dirección deportiva, no. Con la llegada del delantero colombiano serían seis los atacantes con los que contaría el equipo. En la punta, Juan Ignacio Martínez dispondría de Manucho, Javi Guerra y el mencionado Osorio, mientras que por detrás, en la mediapunta contaría con Larsson y Bueno. El sexto hombre sería el canterano Quique, que parte como la última opción atacante.

 

Sin entrar en debates y sin realizar distinciones posicionales o análisis estadísticos, sobre el papel son seis delanteros en nómina, demasiados para un equipo como el Real Valladolid, que la pasada campaña donde echó de menos un recambio no fue en la punta sino en el extremo diestro, posición donde las ausencias de Ebert por lesión han dejado cojo al equipo. 

 

Entonces, ¿por qué reforzar antes la delantera? Si observamos el año de finalización de contrato de los atacantes blanquivioletas, el único  que no termina el próximo verano es el de Larsson, que se extiende hasta 2015.

 

Y ahora es cuando entramos en el plano de las salidas, donde en breve poodría haber movimiento. Uno de los nombres que más rumores ha generado ha sido el de Manucho, un jugador que podría tener novias, que tiene el sueldo más alto de la plantilla (500.000 euros anuales) y que finaliza contrato el próximo verano. En definitiva, un jugador que podría dejar un buen pellizco en las arcas blanquivioletas y que ahorraría un buen dinero en el aspecto salarial. No hay que olvidar que son suposiciones, pero en el momento en que el club presente a Humberto Osorio, no habrá que perder de vista un posible desmarque en la delantera pucelana.