La vallisoletana Ibecon lidera uno de los paquetes de trabajo del proyecto internacional ALL–ECOM

El proyecto, que se desarrolla en España, Portugal y Austria, pretende solventar los problemas de los usuarios ante la inmersión de las nuevas tecnologías en el comercio tradicional

Ibecon sigue creciendo cada día. Apostando por nuevos proyectos y ampliando sus horizontes. En esta ocasión, el nuevo éxito de la empresa dirigida por Lorenzo Alonso Nistal se haya en encabezar uno de los paquetes de trabajo del proyecto de ALL-ECOM para desarrollar competencias en el comercio electrónico. En concreto el bloque de trabajo que lidera la compañía es el número cinco, consistente en el desarrollo de una herramienta tecnológica de reconocimiento on-line.

 

Gracias a la creación por parte de Ibecon, perteneciente al conglomerado Grupo Aspasia, de esta nueva herramienta se permitirá que los participantes en el proyecto de ALL-ECOM puedan comprobar su nivel de conocimientos previos sobre el comercio electrónico antes de la realización de curos que desarrollen las unidades de competencias que es estudiarán en el proyecto.

 

El ecosistema del comercio está experimentando una gran transformación, impulsada principalmente por la rápida expansión de las nuevas tecnologías y la economía digital. El comercio electrónico aumenta cada día, ofreciendo nuevas oportunidades importantes de muchas maneras para los negocios y ha cambiado drásticamente el comportamiento y las expectativas de los consumidores, ya que utilizan cada vez más los dispositivos móviles para comprar. Para los comerciantes, el comercio electrónico ofrece nuevas formas de interactuar con los clientes y servirlos a través de diferentes canales y plataformas.

 

Bajo estas premisas nace ALL-ECOM. La visión del proyecto es que el comercio actual es, ante todo, un comercio conectado; un comercio donde la relación dinámica entre la presencia en Internet, el espacio físico, la participación en redes sociales y el uso de comunicaciones móviles existe de manera combinada, estableciendo relaciones cada vez más fluidas entre esos diferentes componentes. Este nuevo paradigma exige, entre quienes operan en el sector del comercio la necesidad de adquirir nuevos conocimientos y herramientas que les permitan seguir impulsando sus negocios en un mundo gobernado por la tecnología.

 

Estos desajustes entre las habilidades necesarias y las disponibles en el mercado deben ser abordados por los sistemas de calificación y educación y formación profesional a nivel nacional pero, en una economía global, también a nivel europeo. En definitiva, el proyecto ALL-ECOM es una “alianza de grupos de interés con el fin de establecer un estándar europeo para las cualificaciones y competencias en el sector del comercio electrónico” en 3 países europeos: Austria, Portugal y España.