La UVA y CNIC desarrollan una metodología para identificar características 3D del daño cicatricial en infartados
Cyl dots mini

La UVA y CNIC desarrollan una metodología para identificar características 3D del daño cicatricial en infartados

Dolor torácico, infarto, angina de pecho. GETTY IMAGES

Esta "novedosa" metodología puede representar un "enfoque eficiente" en la práctica clínica después de la segmentación manual o automática de los bordes del miocardio

La Universidad de Valladolid (UVA) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) han desarrollado una metodología "altamente eficiente" que permite identificar las características tridimensionales del daño cicatricial presente en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio

 

Esta "novedosa" metodología puede representar un "enfoque eficiente" en la práctica clínica después de la segmentación manual o automática de los bordes del miocardio en una pequeña cantidad de cortes 2D convencionales y detección automática de cicatrices, según han informado fuentes de la UVA.

 

Este nuevo método permite la evaluación transmural (a través del grosor de la pared del corazón) y tridimensional del tejido cicatricial del músculo infartado, de tal forma que establece una caracterización altamente detallada del tejido dañado y su disposición espacial.

 

En concreto, la evaluación transmural del infarto hace referencia a una medida de la extensión relativa del tejido infartado y fibroso respecto de la anchura de la pared del miocardio.

 

Según explica David Filgueiras: "la relevancia de este nuevo método se manifiesta en su utilidad en secuencias convencionales de resonancia magnética nuclear cardíaca, que habitualmente se obtienen en pocos minutos, dentro de agendas frecuentemente saturadas para el uso de los aparatos de resonancia magnética nuclear".

 

"Esta novedosa metodología puede representar un enfoque eficiente en la práctica clínica después de la segmentación manual o automática de los bordes del miocardio en una pequeña cantidad de cortes 2D convencionales y detección automática de cicatrices", escriben los autores del estudio que se publica en la revista Scientific Reports.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: