La UVA recibe la calificación de 'Traslúcido', según la Fundación Compromiso y Transparencia
Cyl dots mini

La UVA recibe la calificación de 'Traslúcido', según la Fundación Compromiso y Transparencia

La UVA ha caído al puesto 19 de la clasificación y la Europea Miguel de Cervantes de Valladolid  se queda en el 35

Las universidades de Burgos (UBU), León (ULE) y Salamanca (Usal) se sitúan entre las  diez instituciones académicas que pueden presumir de ser las más transparentes de España, ya que cumple con la mayor parte de los 54 puntos analizados en el ‘Informe de Transparencia Voluntaria en la web de las Universidades Españolas’, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia con datos que corresponden al año 2019. Por su parte, la Universidad de Valladolid (UVA) recibe la calificación de 'Traslúcido', al caer al puesto 19 de la clasificación, mientras que las privadas Pontificia de Salamanca (31), Europea Miguel de Cervantes de Valladolid (35) y Católica Santa Teresa de Ávila (36) se quedan con la nota de 'Opaco'.

 

El informe de la Fundación Compromiso y Transparencia, consultado por la Agencia Ical, recoge que la UBU lidera el ránking de transparencia entre las instituciones públicas, al situarse en el segundo puesto con una puntuación de 50 puntos junto a la de Oviedo y Vigo, solo por de las universidades Rey Juan Carlos y Cantabria. En concreto, precisa que la Universidad de Burgos solo incumple con el  informe de responsabilidad social del Consejo Social y solo cumple "parcialmente" el indicador de información económica en lo relativo al presupuesto y la auditoría.

 

En el caso de la ULE, solo incumple con el informe de responsabilidad social del Consejo Social  y con los resultados de la satisfacción de los alumnos y cumple "parcialmente" con la transparencia relacionado con la empleabilidad de sus estudiantes, la auditoría de la información económica y el informe de control del Consejo Social.

 

Las universidades de León y Salamanca aumentan su puntuación el grado de transparencia respecto a la anterior evaluación de la Fundación Compromiso y Transparencia aunque las de Burgos y Valladolid bajan.

 

Las principales conclusiones de este informe se pueden concretar en que las universidades públicas alcanzan niveles máximos de transparencia y las privadas mejoran su opacidad, si bien las primeras han de mejorar respecto a la información sobre sus Consejos Sociales y las segundas respecto a la información sobre su titularidad.

 

El informe de FCyD reconoce el importante avance que se ha producido este año en las universidades públicas y destaca que “hay un considerable grupo de instituciones comprometidas con la rendición de cuentas y que responden con diligencia a las recomendaciones periódicas del informe anual”.

 

El texto también apunta que “es de justicia subrayar este esfuerzo en un año en el que la universidad ha sido particularmente golpeada por la pandemia y ha tenido que reaccionar con rapidez para adaptar su oferta educativa a la nueva realidad, en unas circunstancias caracterizadas desde hace años por la escasez de recursos económicos y humanos”.

 

En lo relativo a las universidades privadas, el informe señala que a pesar de la importante mejoría, “tienen que esforzarse por hacer más transparente la información sobre su demanda y oferta académica, la relativa al personal, especialmente a sus bandas salariales, y de manera urgente, la información económica”, y a este respecto indica que “deben dar cuenta de quiénes son sus titulares reales y promotores”, y que cuando el titular de una universidad sea una sociedad mercantil “se debe informar de quiénes son sus accionistas de control”.

 

La Fundación Compromiso y Transparencia se constituyó en el año 2007 por un grupo de profesionales procedentes del mundo de la empresa, de la academia y del sector no lucrativo con la finalidad de fortalecer la confianza de la sociedad en las instituciones y empresas promoviendo la transparencia, el buen gobierno y el compromiso social.